Un Lugar para Contar Historias

Últimas Entradas:

El TERROR que se Adentra en el Bosque

Después de leer Hansel y Gretel, Caperucita Roja, Peter Pan, Aladino y otros doscientos cuentos inofensivos, como castigo y en lectura frenética, los hermanos Maja y Rones hacen honor a sus nombres y deciden adentrarse en el bosque Mash Ten Hebroso… Sigue leyendo

VadeReto (Noviembre 2020)

Propuesta literaria VadeReto correspondiente al mes de noviembre de 2020.
Crea una historia de mascotas. Tienes siete para elegir.
¿Te atreves? Sigue leyendo

El Circo de la Bruma

Dentro solo se percibe soledad, cansancio, apatía, tristeza. Fuera, la oscuridad lo oprime y, esa infinita línea blanca que va saltando de forma constante, hipnotizándolo, le invita a dar una cabezada. Mantener los ojos abiertos es una batalla insufrible. .. Sigue leyendo

Animado Albedrío

Como cada mañana, se deleitaba con su paseo mañanero. Le encantaba aspirar el aire recién bañado por el sol y contemplar como la vida se iba despertando entre los árboles. Se sentía alegre y enérgica… Sigue leyendo

Moondreams

Sentada en la cama con los pies en el suelo, Selene pasea su mirada perdida por la habitación. Sus pies descalzos, se balancean rozando levemente el suelo. Intenta que el frío de las baldosas le transmita calma y serenidad. Es su manera de tomar contacto con la tierra. Aunque un par de pisos de distancia la separen de ella y en realidad solo esté pisando una pieza de mármol. Piensa en otro día más. Pero no en el día de la semana, ni siquiera del mes. Piensa en otro día más de la vida. Ese que comienza con la luz del sol y termina con la salida de la luna. Pero… ¿por qué no al revés? Sigue leyendo

Pequeños detalles logran grandes experiencias

Originalmente publicado en Viviendo Entre Dos Mundos:
Imagen libre de derechos tomada de pxfuel Dedicatoria A todos los que añadís vuestro granito de arena para cambiar realidades y mejorar la experiencia eliminando barreras… Gracias totales, sois los mejores. «La inclusión…

No es Fácil Ser un Superhéroe

Después de un duro día de batallas siempre me gusta sentarme a pensar sobre mis sufridas aventuras. A veces, creo que no merecen la pena tantas magulladuras, moratones y heridas en el cuerpo, pero, cuando veo la sonrisa en la cara de aquellos a quienes he conseguido ayudar, las ilusiones se me recargan y me empujan a seguir luchando contra los malvados. Sigue leyendo