VadeReto (OCTUBRE 2022).-

Descripción del logo: El fondo es una composición realizada con una imagen de un bosque otoñal: hojas de colores ocre, parduzcos y amarillos y musgo en la parte inferior. Impreso sobre él, y algo difuminado (centro-izquierda), aparece una calabaza a la que se le ha cincelado ojos y boca al estilo de Halloween. En la parte superior aparece el texto "VadeReto", en rojo, con relieve y con trazo blanco bordeándolo. En la zona inferior, una cinta dorada, a modo de banner, con un par de pliegues, lleva grabado encima el mes en curso del presente año, en rojo, seguida por una pluma de ave, también roja. La imagen queda formando un cuadrado, con los textos centrados horizontalmente.
Para ir a los relatos participantes, pulsa AQUÍ.

Buenos días/tardes/noches sean…

¡Atención, pasajeros del Acervo ferroviario! Nos adentramos en los últimos trayectos del año y vamos cuesta abajo y sin frenos hacia el impredecible, inquietante, pero inapelable 2023. Yo, por si acaso, no le voy a pedir ni permiso. Que los anteriores se pasaron los deseos por el triángulo de Bermudas. Mejor hago como el del chiste, ¡Diosita, diosita del destino, que al menos me quede como estoy!

Acabamos de inaugurar el Otoño y los ocres, parduzcos, rojizos, amarillos y demás colores de la estación, embellecen nuestras calles y parques. Para unos es un tiempo depresivo y melancólico; para otros, son días de sosiego, recogimiento, lectura y tazón calentito.

Este es el mes del Terror, porque termina en Jaloguín, aunque algunos dicen que este título le corresponde a noviembre. Para mí, como es el mes en que cumplo años y las velas se caen ya por los bordes del pastel, OCTUBRE es el mes más terrorífico del año.

El miedo es motivador de muchísimas emociones. Cada uno reacciona de una forma diferente. Hay quién disfruta como un niño pisando charcos, ríe y salta de júbilo ante un buen susto. Y, claro, también están quienes te dejan el brazo lleno de hematomas si te atreves a ver una peli de miedo con ellos.

La imaginación toma aquí el timón para llevarnos a vivir increíbles experiencias. Tu mente crea tus propios monstruos y lo que para unos es un payaso que lo hace reír a carcajadas, para otro es el ser más terrorífico que se puede uno encontrar en una esquina, y maldita la gracia que hace.

Por eso son interesantes estas historias. Te permite explorar, como escritor, tus propios miedos y, como lector, experimentar el que otros crean.

¿Otoño? ¿Terror? Parece una combinación interesante, ¿no?

Pues Amo a dahle.

Este mes queremos que en el VadeReto nos contéis historias de…

UN OTOÑO DE MIEDO

Imagen típica otoñal. Un bosque, o un parque, lleno de árboles cuyas hojas se han convertido en preciosos colores ocres, marrones, rojizos...
Desde la parte inferior se abre un camino de tierra que se adentra hacia el centro y tuerce finalmente hacia la izquierda, perdiéndose entre los árboles.
La tonalidad global de la fotografía es la de las hojas, con el contraste del negro de los troncos. Hay luz diurna que permite ver perfectamente todo el conjunto.
Imagen de Valentin en Pixabay

Pero, ¿Qué tal si le ponemos algunas condiciones?

Vamos a intentar alejarnos de las figuras y escenarios clásicos y típicos. El cementerio, los fantasmas, los monstruos hollywoodenses, la oscuridad, la niebla… todos estos son recursos bastante trillados y de fácil inspiración.

¿Os atrevéis a usar escenas cotidianas, personajes corrientes, sucesos nada relevantes… y transformarlos en auténticas historias de terror?

No os olvidéis que debe ocurrir en Otoño.

Aquí van algunas fotografías, por si necesitáis inspiración:

En primer plano, vemos a un anciano sentado, de espaldas a nosotros, en un banco de madera. Está en medio de un campo, sin árboles, bastante solitario. Los tres cuartos del fondo están ocupados por el cielo que muestra la vía láctea, motivo de la contemplación del hombre.
Negro, azul oscuro, salpicado de luces blancas para el cielo; marrones y amarillos para el campo, el banco y la vestimenta del viejo.
Imagen de Pete Linforth en Pixabay
El centro de la imagen es una taza humeante. Café, chocolate o algo parecido, solo se ve la espuma de su superficie. Alguien lo mantiene en sus manos que, sin embargo, no se ven, porque están embutidas en las magnas de un jersey gris claro. Parecen reposar sobre una mesa. De fondo se ve un libro abierto con hojas parduzcas encima, difuminado.
Imagen de Melk Hagelslag en Pixabay
Un hombre asando castañas en la calle. El fondo está casi oscuro y un farol de gas sobre la mesa es la única iluminación de las tareas. El hombre parece mayor, dado su pelo y bigotes canosos, y está afanado con unas pinzas dándole vueltas a las castañas en el recipiente de cocción.
Predominan los tonos negros y marrones, sobresaliendo la luz blanca del farol.
Imagen de Isa KARAKUS en Pixabay
Sobre un suelo, lleno de hojas amarillentas, se ve a un niño que lleva un peluche de Winnie the Pooh, agarrándolo de una pierna.
El niño está de espalda a nosotros y solo se ve la parte inferior de su camisa, unos pantalones tejanos y unas zapatillas de deporte. El oso es entero naranja.
Imagen de Madalin Calita en Pixabay

Citas:

«A mí nunca me ha parecido el otoño una estación triste. Las hojas secas y los días cada vez más cortos nunca me han hecho pensar en algo que se acaba, sino más bien en una espera de porvenir».


«¡Claras tardes del otoño moguereño! Cuando el aire puro de octubre afila los límpidos sonidos, sube del valle un alborozo idílico de balidos, de rebuznos, de risas de niños, de ladridos y de campanillas…».


«El otoño es un andante melancólico y gracioso que prepara admirablemente el solemne adagio del invierno».


Preparad vuestros mitones, poneos una bebida calentita, arrebujaos junto al fuego y dejad que vuestra musa se acomode en la inspiración otoñal. Que esos sabores y olores a castaña, miel, canela, ponche, calabaza, chocolate, vainilla o jengibre inunde vuestra habitación y os ayude a crear preciosas y sensitivas historias.

Besos Múltiples, Abrazos y ashushones.
😊😉😘😘😘

P.D. Fondo de la Cabecera a partir de una imagen de Peter H en Pixabay.
Composición del fondo del Logo a partir de las imágenes de Petra en Pixabay y de Benjamin Balazs en Pixabay.

RELATOS PARTICIPANTES:
(por orden de participación)

______________________________________
El primer enlace corresponde a la publicación en el blog personal (cuando lo haya),
el segundo, al comentario de aviso en esta entrada
para que podáis expresaros, comentar, interpretar o lo que os apetezca sobre el relato.

VadeReto (SEPTIEMBRE 2022).-

Descripción del logo: Fotografía de fondo de la silueta de un puente sobre el cielo de un atardecer. El puente es una estructura metálica en forma de arco doble, aunque se ve totalmente negro debido al contraluz, que se eleva desde el primer plano, hacia la mitad de la parte derecha, para perderse en perspectiva hacia el fondo, en la parte inferior izquierda. En la parte superior aparece el texto "VadeReto", en rojo, con relieve y con trazo blanco bordeándolo. En la zona inferior, una cinta dorada, a modo de banner, con un par de pliegues, lleva grabado encima el mes en curso del presente año, en rojo, seguida por una pluma de ave, también roja. La imagen queda formando un cuadrado, con los textos centrados horizontalmente.
Para ir a los relatos participantes, pulsa AQUÍ.

Buenos días/tardes/noches sean…

Le decimos adiós al verano y a las vacaciones, quién las tenga, y damos inicio a una nueva etapa, curso, fase, período… como queráis llamarla. Porque septiembre es un mes de transición, es un puente hacia un comienzo agridulce, alegre para unos, triste para otros.

El colegio y el curro es un delimitador más certero que el mismo calendario. En diciembre se cierra oficialmente el año, pero en septiembre es cuando notamos, realmente, que ha terminado lo bueno y empieza lo malo, ¿o era al revés?

Para los niños, por mucho que les guste volver a reunirse con los compañeros de clase y aprender cosas nuevas, pegarse el día en la playa o el sofá no es comparable a levantarse temprano todos los días y tener que atender a profesores y materias que, en esos momentos, no les parecen interesantes. Lo mismo pasa con los que interrumpieron sus labores ocupacionales. El calorcito, la playita, el chiringuito, el descanso… Las posibles vacaciones, son ansiadas y lloradas en este mes, porque a lo güeno todo el mundo se acostumbra.

Aunque en ambos casos, puede ocurrir lo contrario: niños locos por alejarse del control paterno y adultos deseosos de esconderse de nuevo en el trabajo. Hay de todo como en las antiguas boticas.

De todas formas, estamos en un puente de emociones que nos hace mirar hacia atrás con añoranza o cansancio, y hacia delante con temor o esperanza.

Eso es lo que tienen los puentes, comunican dos mundos, dos realidades, dos destinos.

¿Qué, vais cogiendo el hilo?

¡Exacto! El protagonista escénico o metafórico del VadeReto de este mes es:

EL PUENTE

Un puente, dorado, parte del primer plano y se pierde en la entrada de un bosque. No se ve el final y una difusa niebla salpica toda la imagen. Predominan los tonos amarillos y naranjas, dándole a la fotografía un aspecto mágico y fantasioso.
Imagen de Larisa Koshkina en Pixabay.

En vuestra historia debe aparecer este elemento arquitectónico, bien en su forma física o bien en su aspecto simbólico, y al menos una vez la palabra PUENTE.

Porque un puente también es una persona que permite unir a otras dos; un objeto que nos pone en contacto con otro mundo, otra época, alguna persona o un recuerdo; una idea que nos posibilita una transformación en nuestra vida.

Aunque en nuestro país, cuando alguien escucha la palabra puente, en lo primero que piensa es en varios días de vacaciones seguidos. 😉

Algunas palabras que pueden explicar el concepto de puente son: comunicación, cambio, conexión, enlace, contacto, esperanza, expectativa… Aunque también puede representar cosas tan opuesta como unión o separación. Un puente puede ayudar a conectar dos mundos o a mantenerlos separados.

Estas son solo algunas ideas para animar vuestra imaginación. Lo interesante siempre será que dejéis volar la vuestra para crear historias increíble y fantásticas. Como siempre hacéis.

Citas:

«La grandeza del hombre está en ser un puente y no una meta».


«Construimos demasiados muros y no suficientes puentes».


«Los mejores profesores son aquellos que saben transformarse en puentes, y que invitan a sus discípulos a franquearlos».


Así que, estableced un puente con vuestra musa. Atravesadlo y colaros más allá del camino que os muestra. Pero que ese puente nunca separe nuestra maravillosa familia acervolense.

Besos Múltiples, Abrazos y Ashushones.
😊😉😘😘😘

P.D. Imágenes de fondos:
Peter H en Pixabay para la cabecera;
Kevan Craft en Pixabay para el logo.

RELATOS PARTICIPANTES:
(por orden de participación)

______________________________________
El primer enlace corresponde a la publicación en el blog personal (cuando lo haya),
el segundo, al comentario de aviso en esta entrada
para que podáis expresaros, comentar, interpretar o lo que os apetezca sobre el relato.

VadeReto (AGOSTO 2022).-

Descripción del logo: Fondo de una estatua que representa a varios angelitos tocando instrumentos musicales. Gotas de agua caen sobre ellos creando motas sobre la imagen. En la parte superior aparece el texto "VadeReto", en rojo, con relieve y con trazo blanco bordeándolo. En la zona inferior, una cinta dorada, a modo de banner, con un par de pliegues, lleva grabado encima el mes en curso y el presente año, en rojo, seguida por una pluma de ave, también roja. La imagen queda formando un cuadrado, con los textos centrados horizontalmente.
Para ir a los relatos participantes, pulsa AQUÍ.

Buenos días/tardes/noches sean…

¿Cómo lleváis la caló?

Supongo que muchos estáis pidiendo ya a gritos que el invierno se dé bulla en llegar. Otros no os quitareis el bañador/bermudas y las chanclas ni para ir de compras. Y los que más ,tendrán puesto el ventilador, con un vaso de hielo detrás, y un fondo de pantalla en el ordenador de algún lugar del caribe. Soñar es gratis. ¡Todavía!

Para quitarse las calores no hay como un paseíto por la sombrita fresca con un barquillo de helado derritiéndosete en las manos, o darse un vueltazo por los parques de la ciudad. Allí los árboles se mostrarán generosos y nos regalarán una rebajita de la temperatura y puede que hasta algún soplío relajante.

Cádiz no suele ser una ciudad de clima extremo, pero estamos notando esta calorsita tan exagerá. Uno de nuestros sitios más bonitos, fresco y natural es el Parque Genovés. No tenemos abundancia de zonas verdes y este no es solo el más representativo, también tiene su pizquita de misterio, como el que se cuenta en el enlace que tenéis al pie de la imagen que veréis más abajo.

Imaginad la siguiente escena:

Vais paseando por una ciudad (puede ser la vuestra, una que visitéis o una imaginaria). Entre divagaciones y ensoñaciones llegáis a una plaza. En ella, justo en el centro y dominando toda la escena, veis una estatua como la siguiente:

Los Niños del Paraguas, Parque Genovés, Cádiz
Fuente de la imagen: La Azotea de Cádiz

Pues a partir de aquí el relato corre de vuestra cuenta, porque el VadeReto de este mes lleva por tema:

LA ESTATUA

¿Es la estatua la que os inspira o hace recordar alguna historia, o es ella misma la que os la cuenta?

¿Habéis traspasado el umbral de la realidad y adentrado en un mundo de fantasía dónde la estatua cobra vida?

¿Ocurre algo en la plaza que hace protagonista a la estatua?

¿Qué tiene de diferente esta estatua para evocaros una historia fantástica?

Todas estas preguntas son solo orientadoras, tenéis imaginación y talento a raudales para confeccionar vuestras propias locuras.

La imagen también es solo ambientación para la entrada y publicidad de una de las estatuas más emblemáticas de mi tierra. Podéis usar una que os guste, una que haya en vuestra ciudad o también inventarla. Ya sabéis las normas de este reto, no hay normas.

Citas:

«La escultura es el arte de la inteligencia».


«La arquitectura es la ordenación de la luz; la escultura es el juego de la luz».


«Los ojos de las estatuas lloran su inmortalidad».


Describid esa imagen en piedra que os hace entrar en ensoñación. Contadnos vuestra historia. Pero ¡cuidado!, no os vaya a pasar como a Edith o a los admiradores de Medusa.

Conectad los ventiladores, preparaos una bebida refrescante y sacad a pasear vuestros monstruos más pétreos.

Besos Múltiples, Abrazos y ashushones.
😊😉😘😘😘

P.D. Imágenes de fondo: Para la Cabecera a partir de una Imagen de Peter H en Pixabay y en el Logo una imagen de Michael Schwarzenberger en Pixabay

RELATOS PARTICIPANTES:
(por orden de escritura)

______________________________________
El primer enlace corresponde a la publicación en el blog personal (cuando lo haya),
el segundo, al comentario de aviso en esta entrada
para que podáis expresaros, comentar, interpretar o lo que os apetezca sobre el relato.

VadeReto (JULIO 2022).-

Descripción del logo: De fondo se ve la imagen de una playa desértica, mitad inferior arena y en la superior el cielo. Los restos de un árbol en la parte derecha y una pequeña cabaña sobre palos dentro del mar al fondo, derecha. En la parte superior aparece el texto "VadeReto", en rojo, con relieve y con trazo blanco bordeándolo. En la zona inferior, una cinta dorada, a modo de banner, con un par de pliegues, lleva grabado encima el mes y año en curso, en rojo, seguida por una pluma de ave, también roja.
Para ir a los relatos participantes, pulsa AQUÍ.

Buenos días/tardes/noches sean…

¡Ya estamos en pleno verano!

Después de los años precedentes, de miedos y restricciones, la gente está histérica por pegarse un viajecito y largarse de turisteo por el mundo. Ahora es cuando los no viajeros nos lo pasamos de maravilla, porque nos dejan la ciudad vacía para nuestro disfrute y podemos pasear tranquilamente y hasta encontrar sitio libre en las terracitas.

Bueno, por aquí abajito No. Cádiz se ha convertido en ciudad de moda y hay que andar con coderas de púas para no ir como una peonza o un molinete, entre rachas y empujones. Me encantaría ser Salamanquesa (el réptil, no de Castilla y León), para poder trepar por las paredes y evitar las calles estrechitas y empetadas (atascadas, obstruidas, taponadas…) de gente observando una pared o un balcón. ¡Lamarequelosparió!

¡Qué alegría ser un Náufrago en tu ciudad!

Todos andan como locos por coger un barco, un avión o un cohete y embarcarse en una travesía que los lleve bien lejos. ¿Será por airearse? ¿Será por dejar de ver las mismas caras? ¿Será por alejarse de la maraña de noticias dramáticas y nocivas que nos inunda cada mañana? Hombre, lo mismo si terminan de Náufrago en alguna isla, se salvan de los Mass Media y las RRSS.

Me imagino yo lo tranquilotes que estaban Robinson Crusoe o Tom Hanks en sus idílicas islitas. Bueno, el segundo solo de postureo, que después del «¡Corten!» le esperaría su buena cohorte de servidores para atenderlo.

Y ¿por qué estoy haciendo tanto hincapié en los solitarios Náufragos?

¡Exacto! ¡Una chochona de premio!

Porque el VadeReto de este mes va de:

¡¡¡EL NÁUFRAGO!!!

Imagen a modo de silueta de una persona sentada en un banco, de espalda a nosotros. Tiene algo parecido a una mochila, sobre el banco, en la parte izquierda, y hay una bicicleta apoyada en la parte derecha.
Está mirando una puesta de sol, aunque éste ya está oculto en el horizonte.
De esta forma la imagen aparece dividida horizontalmente por tres franjas de colores: violeta por el cielo, en la parte superior; rojo y naranjas en la zona central, por efecto del sol; y totalmente negro en la parte inferior, aunque se ve algunos trazos de lo que parece hierba.
El chico o chica está centrado en la imagen y lleva la capucha de su chaqueta puesta. Parece estar en actitud contemplativa.
Imagen de Melk Hagelslag en Pixabay

El reto es sencillo: Eres un Náufrago y tienes que contarnos tu historia.

Pero no tiene por qué ser el resultado de un accidente de barco, la pérdida de la brújula, o el escarmiento y destierro por haberte sobrepasado con el carnet de socio civilizado. Puedes ser Náufrago en tu propia ciudad, en tu misma casa, en el trabajo, en el mundo, en el espacio, en la vida. Las condiciones básicas son claras: Soledad y algo de Desesperación.

Desde mi punto de vista, el corazón del relato es el sentir emocional o mental del que se encuentra en este estado. Pero ya sabes que puedes pegarle a la idea tantas volteretas como se te ocurran. ¡Viva la imaginación!

Puedes escribir la historia desde la primera persona, para hacerlo más íntimo y sensitivo; o usar la tercera si te apetece contarlo de forma más impersonal y externa.

Citas:

«Estoy absolutamente cautivado por el ambiente de un naufragio. Un buque muerto es el hogar de una gran cantidad de vida: peces y plantas. La mezcla de la vida y la muerte es un misterio, incluso religioso. Existe la misma sensación de paz y el mismo estado de ánimo que el que sentimos al entrar en una catedral.».


«La muerte para los jóvenes es naufragio y para los viejos es llegar a puerto».


«No culpes al mar de tu segundo naufragio.».


Preparad vuestras mochilas. Meted en ellas esas tres cosas que siempre os preguntan. No se os olvide el papel y el lápiz y… ¡Lanzaos a la aventura!

Besos Múltiples, Abrazos y ashushones.
😊😉😘😘😘

P.D. Imágenes para los fondos: Cabecera de Peter H en Pixabay y Logo de Kanenori en Pixabay.

RELATOS PARTICIPANTES:
(por orden de escritura)

______________________________________
El primer enlace corresponde a la publicación en el blog personal (cuando lo haya),
el segundo, al comentario de aviso en esta entrada
para que podáis expresaros, comentar, interpretar o lo que os apetezca sobre el relato.

VadeReto (JUNIO 2022).-

Descripción del logo: Fotografía de fondo de la mesa de trabajo de un escritor. Está recortada de forma que solo se ve un primer plano de una máquina de escribir antigua. En la parte superior aparece el texto "VadeReto", en rojo, con relieve y con trazo blanco bordeándolo. En la zona inferior, una cinta dorada, a modo de banner, con un par de pliegues, lleva grabado encima el mes en curso del presente año, en rojo, seguida por una pluma de ave, también roja. La imagen queda formando un cuadrado, con los textos centrados horizontalmente. Nota.- Para el tema de este mes, he superpuesto la imagen de una carta manuscrita.
Para ir a los relatos participantes, pulsa AQUÍ.

Buenos días/tardes/noches sean…

Es una verdad universalmente reconocida que nos gusta hablar más que a un loro prisionero, pero a algunos nos gusta más hacerlo por escrito. Ese es uno de los privilegios de la familia acervolense.

Ahora, con el guasa, las RRSS, el email y toda la tecnología que invade nuestra vida es más propio hacerlo así. Sin embargo. hay una práctica bellísima que se está perdiendo y que fue el modo fundamental de comunicarse de nuestros abuelos, padres y, bueno, también de los que tenemos el coco nevado.

Me refiero a comunicarse por carta postal, la de toa la vía. La que teníamos que echar al buzón, llenos de ilusión, y esperar la respuesta con ansia y mucha paciencia, a manos de nuestro cartero.

Escribir una carta puede parecer sencillo, pero antes no existían emoticones o gif animados que nos ayudaran a transmitir las emociones. Es muy difícil sustituir la expresión de unos ojos, una boca o las mismas manos al hablar. Por eso creo que el arte de emocionar mediante las palabras es una práctica que no debería perderse y seguir usándose, aunque sea de forma esporádica y con contactos muy especiales.

Así que, este mes os propongo lo siguiente:

El relato, la historia que contéis, tendrá que ser narrado a través de una carta escrita.

Porque el VadeReto de este mes es:

¡¡¡La Carta!!!

Composición en la que se ve una carta manuscrita sobre la que reposa una pluma de escritura, con cobertura de plata y una pluma de ave roja en la cola.
Sobre la carta aparece un lacre rojo y la tinta que chorrea de la pluma.
Al rededor, sobre la mesa, se ve el tintero, una vela apagada, el soporte para la pluma y varios libros antiguos.
Imagen de Bru-nO en Pixabay

Así de simple y también de complicado.

Escrita, supuestamente, en primera persona y relatando hechos, aventuras, emociones reales o ilusorias.

Puede ir firmada con nombre, apodo o seudónimo, o dejarla anónima. Podéis dirigirla a alguien en particular o lanzarla al viento para que la lean las nubes.

Puede ser una carta de amor, de venganza, de súplica, de amenaza, de ayuda… lo que vuestras locas y traviesas musas os inspiren.

Citas:

«Escribir esta carta es como meter una nota en una botella…
Y esperar que llegue a Japón».


«Las cartas no son más que un trozo de papel. Aunque se quemen, en el corazón siempre queda lo que tiene que quedar; por más que las guardes, lo que no tiene que quedar desaparece».


«Uno de los placeres de leer cartas antiguas está en que no necesitamos contestarlas».


¡Afilad vuestras plumas! ¡Llenad vuestros tinteros! ¡Desenrollad vuestros pliegos!

¡El cartero está en camino!

Besos Múltiples, Abrazos y ashushones.
😊😉😘😘😘


P.D. Fondo de la Cabecera y del Logo a partir de una Imagen de Peter H en Pixabay. Carta sobreexpuesta en el logo de CocoParisienne en Pixabay.

RELATOS PARTICIPANTES:
(por orden de escritura)

VadeReto (MAYO 2022).-

Para el VadeReto de este mes hemos hecho algunos cambios en el logo. La fotografía de fondo presenta unas manos ancianas sobre un libro cerrado, este parece descansar sobre la falda de la persona que lo sostiene. El resto es igual que en logos anteriores: En la parte superior aparece el texto "VadeReto", en rojo, con relieve y con trazo blanco bordeándolo. En la zona inferior, una cinta dorada, a modo de banner, con un par de pliegues, lleva grabado encima el mes en curso del presente año, en rojo, seguida por una pluma de ave, también roja. La imagen queda formando un cuadrado, con los textos centrados horizontalmente.
Para ir a los relatos participantes, pulsa AQUÍ.

Buenos días/tardes/noches sean…

Parece que el tiempo no termina de madurar y sigue en su etapa adolescente: Unos días luce el sol, radiante y magnífico y está más feliz que un invitao a un convite; y otros, este se esconde temeroso tras nubes de tormenta o incluso granizo, triste como el que llega tarde al mismo convite.

Por aquí abajito tenemos un clima fantástico, porque nos movemos entre el calorcito del día y el fresquete de la noche. Por eso por la mañanita nos apetece darnos un garbeo y tomar el sol, como los lagartijos, y por la noche preferimos el calorcete de la casita y amodorrarnos en nuestro sillón favorito, con una infusión y un libro en el que perdernos.

Lo primero, el paseo y la cervecita, es para hacerlo entre amigos y al aire libre. Así que si venís por Cádiz no dejéis de avisarme. Os enseñaré el Paraíso en la tierra.

Lo segundo es más íntimo y se presta maravillosamente a nuestra particular propuesta literaria. Por eso el VadeReto de este mes va de:

¡¡¡LEER!!!

Para la creación de vuestro relato os propongo dos cosas.

Primero, esta fotografía que debe serviros como inspiración y de alguna forma verse representada en la historia:

Fotografía virada al blanco y negro con tonalidades sepia.
En ella se ve, centradas en un primer plano, unas manos, de una persona muy anciana, hojeando un libro.
Nada más y nada menos.
Composición a partir de la imagen de Alexas_Fotos en Pixabay.

Segundo, una frase que debe aparecer dentro del relato y que debéis elegir entre las citas siguientes:

«Allí donde se queman los libros, se acaba por quemar a los hombres».

«Cuanto menos se lee, más daño hace lo que se lee».

«Un hogar sin libros es como un cuerpo sin alma».

Sin embargo, ya sabéis que las condiciones del VadeReto son siempre flexibles y bastante abiertas. Si os apetece poner vuestra propia cita sobre los libros o la lectura, adelante, pero tenéis que indicar de alguna manera su autor.

Y eso es to… yeso es to… yesoestooodo, amigos.

El tema de este mes es bastante abierto para que haya una mayor diversidad de historias por contar. Eso sí, hablad del hecho en sí de la lectura, no de los libros en general.

Que Caliope, Melpomene, Talia, Erato o la musa que haya sido castigada a iluminar vuestra inspiración sea generosa y no desista en su empeño, por muy dura que sea la mollera, como la mía. 😅😂🤣

Besos Múltiples, Abrazos y ashushones.
😊😉😘😘😘

P.D. Fondo usados a partir de las imágenes de Peter H en Pixabay (Cabecera) y Yerson Retamal en Pixabay (Logo)

RELATOS PARTICIPANTES:
(por orden de escritura)

______________________________________
El primer enlace corresponde a la publicación en el blog personal (cuando lo haya),
el segundo, al comentario de aviso en esta entrada
para que podáis expresaros, comentar, interpretar o lo que os apetezca sobre el relato.

Un Espécimen Galáctico

Fotografía desenfocada de un primer plano de un prado. Solo puede verse los tonos verdosos del simulado césped y los reflejos en la lente producidos por la luminosidad.
Imagen de jplenio en Pixabay

La brisa suave y aromática de la pradera me besa los carrillos y mueve mi salvaje melena muy len…ta…men…te. Correteo dando saltitos, cual cervatillo. Mis piernas consiguen mantenerse en el aire, ingrávidas, durante unos segundos, antes de volver a posarse sobre la hierba. La imagen es digna de aparecer en un anuncio navideño de colonia.

Voy persiguiendo a una dulce y preciosa chica que ríe escandalosamente, aunque no consigo escuchar su risa. Ella se gira hacia mí mientras intenta escapar de mi abrazo y tropieza con una raíz perversa, cayendo y rodando por el césped. Yo me paro junto a ella, sereno, lozano, sorprendentemente relajado, cuando debería estar echando la papilla por el esfuerzo de la carrera. ¡Ni siquiera jadeo!

Ella me mira, entre sensual y traviesa, pero su cara cambia a espanto. ¿Se habrá dado cuenta que no soy un príncipe azul, ni siquiera celestón desteñido? No, no me mira a mí, está mirando a través de mí. ¡Qué chica más enrevesada!

Dada la gravedad de su cara, pienso que nos ataca algún monstruito, como los que acabo de matar para salvarla. Me vuelvo, dispuesto a sacar mi espada, aunque no la encuentro. ¡Si es que lo voy perdiendo todo! Pero no me da tiempo a ofuscarme, el motivo del terror es el sol. Su intensidad crece de forma anormal y peligrosa. Parece querer quemarlo todo en un ataque de furia, o de celos. Cierro los ojos, caigo al suelo y comienzo a gritar. Sí, un héroe también puede ponerse histérico.

Todo dura solo unos segundos o eso me lo parece a mí.

Cuando vuelvo a abrir los ojos estoy tendido bocarriba y la potente claridad sigue lastimándome la vista, pero no quema. Intento incorporarme y choco contra la nada. Una nada bastante sólida. El golpazo ha sonado como si hubieran dado la una en la iglesia de San Drogón y debo tener la frente y la nariz como un guiri el primer día de playa.

Tras unos instantes de confusión, y casi pánico, descubro que estoy dentro de una caja de cristal, o algo similar. ¡Por las barbas de mi abuelo! ¿Estoy muerto y se han puesto de moda los ataúdes transparente? ¡Qué siniestro, aunque ocurrente!

Sin embargo, debe haber habido algún error, porque estoy vivo. ¿Estoy vivo? Me palpo y me pellizco, intentando confirmar mi todavía existencia terrena. Me duele y pienso, ¿seguirán los fantasmas sintiendo el dolor físico? Bueno, al menos soy un espectro ocurrente.

Miro mi entorno y veo que estoy en una especie de habitación de hospital, tan blanca que incomoda. Varias máquinas se conectan a mi ataúd y muestran gráficos muy ilustrativos, pero que no tengo ni idea de qué quieren decir. El silencio es estremecedor y me reconforta, hasta que recuerdo que estoy dentro de una caja, de un cajón, ¡de un féretro! Busco algún botón o resorte que consiga abrirla, pero no lo encuentro. Golpeo la tapa, intento forzarla, la empujo con mi cabeza, la insulto, pero nada. Al final lanzo un desesperado grito:

—¡QUIERO SALIR DE AQUÍ!

Y la caja se abre. ¡Lamarequemeparió! ¿Era así de fácil?

Consigo incorporarme, sentarme y no caerme de frente por el intenso mareo. En ese momento, descubro que tengo cables pinchados en mis brazos. En un alarde de valentía y arrebato me los arranco y luego vuelvo a gritar. ¡Tengo repulsión a la sangre! No me da tiempo a desmayarme, un extraño artefacto metálico con brazos, parecido a un espantapájaros, se acerca y me planta dos tiritas, una en cada brazo. ¡Qué atento! Le hablo y pregunto, pero no me contesta. Tampoco tiene cabeza, cara u orejas. ¿Las necesitará?

Cuando intento ponerme de pie vuelven los mareos. El nivel de aturdimiento y desorientación es tremendo. ¿Cómo he llegado aquí? ¿Cuándo lo he hecho? ¿Cuánto tiempo me he llevado ahí dentro encerrado? Por el dolor de cabeza y la sensación de malestar debo haber estado en un fiestón con barra libre. ¿Quién me ha traído entonces? Dudo que haya llegado a este sitio por mis propios pies. ¡Necesito encontrar respuestas!

Mi primer paso ocasiona la erupción del Krakatoa, pero no llego a vomitar. El alarmado espantapájaros metálico ha acudido raudo y veloz con un cubo en sus manos. ¡Esto es un mayordomo y no el de Batman! Cuando comprueba que ha sido una falsa alarma, se retira y vuelve con un recipiente lleno de agua. Bueno, tal vez haya que reprogramarlo para que la próxima vez venga con una cerveza.

Consigo dar mis primeros pasos, aunque mis piernas temblequean como un vil imitador de Elvis. Me siento ligero, como si flotara dentro de una gran piscina. Sospecho que si me lanzo hacia delante podría nadar en el aire. ¡Madremía! Todavía debo andar bastante ebrio. Mi traviesa sonrisa, reflejada sutilmente en el cristal de la puerta, me delata. Esta se abre en cuanto me aproximo. Qué detalle, este hotel se merece cinco estrellas en la guía Michelón.

Salgo al pasillo y aparece en frente otra pequeña habitación con aspecto de WC. Desconozco si es esa su función, pero, al verlo, mi apremiante cuerpo me impulsa a entrar en él y usar el receptáculo con apariencia de váter. Espero que sea eso y no un lavabo o una pileta moderna. Por el tiempo que me lleva vaciarme deduzco que, o me he bebido toda la bodega del pub que visité anoche, o esos cables me han hinchado como la rueda de un tractor. ¡Ay, qué delicia!

Cuando sacudo y me vuelvo veo una aparición espeluznante, horripilante, repulsiva, tirando a desagradable, que me hace gritar, esto se está volviendo ya una costumbre. Ella grita también, aunque no la escucho. Doy un paso atrás, ella también. Le saco la lengua, ella también. Me río, ella también. Evidentemente, es un espejo y me hace comprobar que voy totalmente desnudo. ¡En pelota viva! Menos mal que todavía no me he cruzado con nadie. Cojo una especie de cortina, de aspecto metálico, con el suficiente ancho para envolver mi menudito cuerpo. Me vuelvo a mirar en el espejo y quedo complacido. He pasado del monstruo del pantano a Octavio César muy Augusto.

Regreso trastabillando al pasillo y lo recorro, vacío, frío y silencioso, hasta llegar a una sala, desangelada, con solo una mesa en el centro y una silla junto a la pared. Por lo visto, no se esperan visitas. Sobre la mesa hay una gran cesta llena de fruta. ¡Qué original! No me da tiempo ni a acercarme cuando un enorme y aterrador rugido me hace dar un respingo y pensar que me ha seguido el monstruo del sueño. Por suerte, un segundo rugido, esta vez más parecido a un ronroneo, me hace darme cuenta que el causante de los bramidos es mi propio estómago, se ve que le da igual el menú vegetariano.

Cuando cojo la silla para sentarme, educado que es uno, como por arte de birlibirloque aparecen en la mesa varias jarras llenas de líquidos coloridos, algunos espumosos, recipientes llenos de comida y algo que parece frutos secos. Su apariencia no tiene nada que ver con cualquier cosa que antes haya comido, pero cuando la necesidad apremia no hay remilgos que valgan. Así que me lanzo a la mesa y haciendo honor a mi indumentaria me pego una orgía romano-alimenticia que avergonzaría al mismísimo Baco, Saturno o a cualquier de sus primos.

Cuando aún no he llegado a los postres, la pared que queda justo frente a mí se vuelve transparente. Por un momento, me quedo petrificado y con la boca abierta. La comida se me cae de ella, de forma bastante asquerosa. El robot espantapájaros, que ha debido venir tras de mí, se muestra solícito para limpiarla y por poco me asfixia. Esto consigue sacarme del embobamiento y me hace levantarme para observar la ventana desde más cerca.

Lo que veo a través de ella me hace estremecer, sudar, temblar, casi llorar, ¿gritar? Seguro. Ante un fondo profundo y totalmente ausente de luz, una gran concentración de nubes va dejando vislumbrar un planeta rodeado de varias lunas. ¿¡Eso es el espacio!? ¿¡Estoy en una nave espacial!?

Simulando lo que el protagonista ve, he creado un marco que recuadra una imagen espacial con varios planetas, de distinto tamaño, entre nubes blancas y grises.
Todo el montaje tiene tonalidades azules y metálicos. Los típicos de una imagen espacial.
Montaje a partir de la imagen de Willgard Krause en Pixabay;

No puedo creerme que todavía me duren los efectos de los efluvios etílicos o es que de verdad estoy dentro de una escena de StarTrek o StarWars o Stardentrodeunsueño.

Me vuelvo y comienzo a preguntar a la habitación vacía, a gritos, por supuesto:

—¿QUÉ HAGO AQUÍ? ¿DÓNDE ESTOY? ¿CÓMO HE LLEGADO A ESTA NAVE?

Me responde el eco de las paredes y como son bastantes obtusas no me sacan del misterio. Grito más fuerte, pensando que los ocupantes de esta nave podrían ser  bastante duros de oído. Por supuesto obtengo la misma respuesta anterior: el eco de mis alaridos.

Si esto fuera una historia de Asimov, de Bradbury, de Clarke o de cualquiera de esos genios de la Cifi, me habría respondido una voz metálica, egocéntrica y convincente que me calmaría y me situaría en esta trama. Pero no, por lo visto la IA de esta nave se jubiló antes de tiempo o le llego un ERE que me ha dejado a mí más solo que un garbanzo en la sopa de un asilo.

Una agitación exterior me hace volverme y ver aparecer, a través del cristal, otra nave. La sorpresa me vuelve a abofetear, no ya por la nave en sí, es que en su cabina transparente hay gente saludándome. Puedo ver a unos quince o veinte niños mirándome expectantes y curiosos. ¿Niños? Son criaturas pequeñitas, pero… Uno tiene cuatro ojos, pero no lleva gafas; otro cuatro brazos, y no creo que sea Shiva; a uno, en lugar de piernas, le salen del tronco unos tentáculos parecidos a los de un pulpo; otro no es humanoide, es… parece… creo que… ¡Es asqueroso! Todos disfrutan como si fuera la excursión infantil de algún colegio.

La nave pasa de largo y la sustituye otra, de las mismas características, pero ahora el escaparate está lleno de habitantes mucho más viejos, o eso parecen en comparación con los anteriores. Todos tienen más arrugas que un plato de callos. Uno es todo pelo, muy largo y blanquísimo, no sé si está bocarriba o bocabajo; otro es una inmensa bola flotante con una gorrilla de algún equipo deportivo, no soy capaz de descifrar las letras; otro es una amorfa y asquerosa gelatina que se expande y contrae continuamente; otro… ¡Da igual! ¿¡Qué coño son y de dónde vienen!? ¿Es una excursión del INSERSO marciana?

Uno de los yayos alienígenas, con lo que parece una mano, señala enfáticamente algo que está a mi derecha. Todos los vejestorios atienden sus indicaciones y saltan y gritan exaltados. Otro señala hacia la izquierda, nueva excitación. Empiezo a sospechar que no estoy solo.

Intento escudriñar desde mi aparente balcón qué es lo que están viendo esos bichos¸ pero no soy capaz de ver más allá de lo que tengo enfrente.

—¡QUIERO VER EL EXTERIOR! —Vuelvo a gritar de forma histérica, involuntaria e inquisitiva.

La IA, si existe, es incorpórea y silenciosa, pero solícita. En un acto de auténtica prestidigitación, convierte toda la sala en una inmensa pecera que me hace parecer una mojarra en un acuario. Ya no existen paredes. Puedo divisar todo el universo a mi alrededor. También el techo y el suelo se han vuelto transparentes y grito ante la posibilidad de caerme al vacío. Sí, parezco una cumpleañera histérica, pero nadie me había avisado de este fiestón.

Después de conseguir tranquilizarme, gracias a la botella de lo que parece cerveza y que he apurado de un solo trago, me dedico a investigar con más sosiego la infinitud del exterior. Efectivamente, no estoy solo. En la nave puede que sí, pero no en el exterior, diez, veinte, treinta… ¡Qué digo! Más de cien naves, miles de ellas, se sitúan perfectamente alineadas lateralmente a la mía. En cada nave hay un individuo, unos humanoides, otros cuadrúpedos, otros… cualquiera sabe qué son. Todos colocados como en un inmenso y panorámico expositor de un… ¡¿Zoológico?!

Esta es una disquisición demasiado complicada y agotadora para mí. Espero ser un pichón expuesto en un parque zoológico espacial y no un posible fiambre en el escaparate de un centro de alimentación para consumidores galácticos.

Con los ojos llenos de lágrimas, me doy cuenta de que, con un nuevo truco de magia, todas las viandas que había en la mesa han sido repuestas e incluso han añadido alguna sorpresa más. Sea cual sea el caso en el que me halle, qué menos que me muestre orondo y feliz. Voy a indagar en los manjares que me han dejado y brindaré porque mi persona sea la más bonita de ver y la más desagradable de comer, por si acaso.

¡SALUD!

Relato escrito para el VadeReto de este mes:
Inventa una historia de Ciencia Ficción a partir de la introducción ofrecida.

P.D.: Cabecera creada a partir de la Imagen de Willgard Krause en Pixabay

Pandorum: Colección de Ciencia Ficción Pulp

Buenos días/tardes/noches sean familia acervolense.

No soy del gusto de hacer publicidad de mis cosas, pero en este caso creo que lo merece.

Tengo el enorme placer de comunicaros mi participación en la antología de Ciencia Ficción PANDORUM. 🥰🥰🥰🥰

Captura de la web de Verkami en dónde aparecen los tres libros de la colección, mostrando sus portadas, así como los epígrafes: "Antología Ciencia Ficción Pulp!" (en la parte derecha superior; y "Colección PANDORUM" (en la parte derecha inferior).
Captura realizada desde la web de Verkami.

Esta colección ha sido creada, seleccionada y confeccionada por Tony Jim e Iván Guevara. Ambos son escritores y unos apasionados de los libros y de las aventuras literarias. Y, como podéis comprobar, unos osados y atrevidos defensores de la publicación en papel. 😜😝

Para describir este proyecto, mejor las propias palabras de Iván:

«Pandorum es una colección de libros de bolsillo (o paperbacks) que intenta revivir en nuestros tiempos el espíritu de las antologías de relatos de ciencia ficción que poblaron las estanterías de kioscos y librerías durante la segunda mitad del siglo XX».

La publicación en papel de estas antologías se podrá hacer realidad gracias al proyecto de Verkami, en forma de crowdfunding. Todos podéis ayudar a que se cumpla, bien participando como mecenas o bien difundiéndolo. Os pongo el enlace aquí abajo, por si os interesa, así como en la fotografía superior:

https://www.verkami.com/projects/32874-pandorum-coleccion-de-ciencia-ficcion-pulp

Como curiosidad os paso la relación de relatos que componen los tres volúmenes:

Pandorum 1 – Ciencia Ficción:
El verdadero negocio, de Iván Guevara / El último viaje de Theodore Davis, de Cristian Blanco / Inter náufrago, de Sergio Santana Sáez / La peste, de Blanca Mart / Viaje de regreso, de Claudio Díaz / Sobran prótesis genéticas, de Julián Sánchez Caramazana / La estirpe de las tejedoras, de Ismael Rodríguez Laguna / Proyecto Kkoto, de Aurora Rubio / Perdido en la última frontera, de Juan Carlos Fernández y Cacería nocturna, de Tony Jim.

Pandorum 2 – Especial Viajes en el tiempo:
El secreto mejor guardado, de Claudio Díaz / Eva, de Juan Carlos Fernández / No te cases con la madre de tus hijos, de Iván Guevara / El hombre de bronce, de Tony Jim / Cuentos de la Máquina del Tiempo, de Blanca Mart / El viaje de Anuk a la creación de su mundo, de Mario Martínez Arrabal / Siempre contigo, de Ismael Rodríguez Laguna / Mi propia leyenda, viajero sin tiempo, de Julián Sánchez Caramazana / Batalla por la supervivencia de la especie, de José Antonio Sánchez y La verdadera historia, de Aldana Vargas.

Pandorum 3 – Ciencia Ficción:
Bladerider, de Nicholas Avedon / Impronta, de Thais Cambray / Infierno de balas, de Luis Guillermo del Corral / Lunáticos, de Iván Guevara / ¿Ciencia ficción?, de Jordi Hortelano / Cuestión de suerte, de Tony Jim / Promoción especial, de Ricardo Manzanaro Arana / Galimpeiro, de Blanca Mart y Naturaleza, de Paulo César Ramírez Villaseñor.

Y esto es todo. Agradeceros por adelantado todo vuestro apoyo y difusión. Así como el grandísimo cariño y mimo que siempre le dedicáis al Acervo y a mis locuras.

Cualquier duda, consulta o aclaración, ya sabéis dónde me tenéis.

Besos Múltiples, Abrazos y ashushones.
😊😉😘😘😘

VadeReto (ABRIL 2022).-

Descripción del logo: Fotografía de fondo de la mesa de trabajo de un escritor. Está recortada de forma que solo se ve un primer plano de una máquina de escribir antigua. En la parte superior aparece el texto "VadeReto", en rojo, con relieve y con trazo blanco bordeándolo. En la zona inferior, una cinta dorada, a modo de banner, con un par de pliegues, lleva grabado encima el mes en curso del presente año, en rojo, seguida por una pluma de ave, también roja. La imagen queda formando un cuadrado, con los textos centrados horizontalmente. Nota.- Para el tema de este mes, he superpuesto la imagen del Universo en modo "sobre-exposición color".
Para ir a los relatos participantes, pulsa AQUÍ.

Buenos días/tardes/noches sean…

¡Abril ya! ¿Alguien podría bajar las revoluciones del año? Lo de la cuesta abajo se lo está tomando muy en serio. Amos, que pegamos un pestañeo intenso y nos vemos otra vez en Navidades. ¡Qué velocidad lleva el calendario! ¡KEEP CALM, Pardiez!

Para vivir en un mundo tipo Matrix, como aseguran algunos, al arquitecto se le está yendo la trama de las manos. Estará disfrutando el joío, pero no sé qué va a dejar para el resto del siglo, aunque mejor, ni pensarlo. El guionista contratado tiene que ser compadre de Quentin Tarantino, M. Night Shyamalan o Wes Craven. Aunque, con el caminito que llevamos podemos terminar en uno de George A. Romero o de Stephen King. (¡Menudos Mossstruos!).

Teniendo en cuenta las «maravillosas» noticias que nos sobrecogen últimamente en el Telediario o las Redes Sociales, es cuestión de salud, sobre todo mental, evadirse y aislarse de este mundo tan loco. Como parece haber hecho mi musa, que se ha subido a las nubes, o más allá, y me ha pedido que trabajemos con un género que todavía no había aparecido en el VadeReto.

Para ello me ha susurrado lo siguiente: Imagina que…

«Acabas de despertar, te notas desorientado y no recuerdas dónde estás, ni cómo has llegado allí. Te sientes ligero, como si flotaras dentro de un lago o una piscina. Te incorporas y te das cuenta de que has estado durmiendo dentro de una especie de caja o contenedor transparente. Miras a tu alrededor y compruebas que estás en un lugar cerrado, porque no puedes ver el cielo, pero es grande, muy grande, demasiado grande para ser tu casa.

»Deambulas durante un rato por pasillos vacíos, asépticos y silenciosos. Atraviesas salas y ves habitáculos con las mismas características. Por fin, encuentras lo que parece una ventana y te asomas. ¡No puedes creer lo que ven tus ojos!

A través de la ventanilla de la nave, usada como marco, se pueden ver varios planetas, de distinto tamaño, entre nubes blancas y grises.
Todo el montaje tiene tonalidades azules y metálicos. Los típicos de una imagen espacial.
Montaje a partir de las Imágenes:
Fondo: Imagen de Willgard Krause en Pixabay;
Ventanilla: Imagen de Adrian Lang en Pixabay

»Exacto. ¡Estás en el espacio!»

Porque el VadeReto de este mes va de:

¡¡¡Ciencia Ficción!!!

Debéis crear vuestra historia a partir de la trama arriba presentada.

Podéis usar los recuerdos que va rememorando el/la protagonista con los tonos que más os apetezcan: Intriga, terror, añoranza, amor, odio, regreso, exilio, descubrimiento… Podéis hablar del origen y el destino de la travesía o de las razones y el por qué del viaje. Aunque también, podéis dejar todos los interrogantes que queráis abiertos para que el lector los responda con su propia imaginación. Lo que se os ocurra y disfrutéis escribiendo.

No es imprescindible que añadáis el texto inicial a vuestro relato, aunque sí poner la historia en contexto. Podéis usar vuestra propia introducción.

Por último, para que el relato no se extienda demasiado, vamos a mantener la historia dentro de la nave, sin llegar a aterrizar en el planeta. Para eso, ya usaremos otro reto. Aunque sí podéis daros un paseíto por los exteriores. 😜

Podéis, podéis, podéis… Sois los dueños de vuestra aventura. ¡Dejaos llevar!

Citas:

«En mi vida he encontrado dos cosas de valor inapreciable, aprender y amar. Nada mas; ni la fama, ni el poder, ni el logro por sí solos, pueden tener el mismo valor duradero. Porque cuando tu vida se ha terminado, si puedes decir «He aprendido» y «he amado,» también podrás decir he sido feliz».

«Los Libros contienen en su interior la sabiduría recopilada de la humanidad, el conocimiento colectivo de los pensadores del mundo, la diversión y la excitación construida por la imaginación de la gente brillante. Los libros contienen humor, belleza, ingenio, emoción, pensamiento y de hecho, toda la vida. La vida sin libros está vacía».

Así, que… Preparad las maletas, despedíos de vuestro planeta, calentad motores y… rumbo al Universo infinito… o más allá. 👩🏼‍🚀👨🏼‍🚀🚀

Besos Múltiples, Abrazos y ashushones.
😊😉😘😘😘

P.D. Fondo de la Cabecera y del Logo a partir de una Imagen de Peter H en Pixabay.

RELATOS PARTICIPANTES:
(por orden de escritura)

  • EL COMPONENTE HUMANO, de Isra (El Destrio)
    Blog – Comentario
  • UN PLANETA HABITABLE, de Marlen Larrayoz (Trujaman)
    Blog – Comentario
  • NAVE GRANDE, ANDE O NO ANDE, de Tony Jim (volat.blog)
    Blog: Parte I; Parte II – Comentario
  • ERROR DE COORDENADAS, de Ángel (Contando Bajo la lluvia)
    Blog – Comentario
  • AQUELLA VOZ, de Nuria de Espinosa (Entre Luces y Sombras)
    Blog – Comentario
  • SEGUNDA OPORTUNIDAD, de Ana Piera (Píldoras para Soñar)
    Blog – Comentario
  • SOLEDAD, de Virtudes Torres (Vitolosa)
    Blog – Comentario
  • ¡VACÍO!, de Alma Leonor (Helicón)
    Blog – Comentario
  • VIAJE INESPERADO, de Rosa Boschetti (rboschetti)
    Blog – Comentario
  • NO HAY FUTURO, de Mercè Gil (El Mundo de Beatrice)
    Blog – Comentario
  • UN ESPÉCIMEN GALÁCTICO, de Jose Antonio Sánchez (JascNet, Acervo de Letras)
    Blog
  • UN BILLETE SOLO DE IDA, de JM Vanjav (Hasta en 500 Palabras+)
    Blog – Comentario
  • UNA MIRADA, UNA HISTORIA, de Jose Lezcano (A Orillas del Oria)
    Blog – Comentario

______________________________________
El primer enlace corresponde a la publicación en el blog personal (cuando lo haya),
el segundo, al comentario de aviso en esta entrada
para que podáis expresaros, comentar, interpretar o lo que os apetezca sobre el relato.

VadeReto (MARZO 2022).-

Descripción del logo.- Fotografía de fondo de la mesa de trabajo de un escritor. Está recortada de forma que solo se ve un primer plano de una máquina de escribir antigua. En la parte superior aparece el texto "VadeReto", en rojo, con relieve y con trazo blanco bordeándolo. En la zona inferior, una cinta dorada, a modo de banner, con un par de pliegues, lleva grabado encima el mes en curso del presente año, en rojo, seguida por una pluma de ave, también roja. La imagen queda formando un cuadrado, con los textos centrados horizontalmente.
Para ir a los relatos participantes, pulsa AQUÍ.

Buenos días/tardes/noches sean…

Febrero pasó en un pispás y nos hemos colao en Marzo como el que entra en el cuarto de baño, recién levantao, sin peinarse ni maquillarse. ¡Maremía! ¡Perverso, tenebroso y sincero Espejo!

Este mes no me andaré con liturgias, chácharas ni rodeos y para nuestro VadeReto os propongo desarrollar un cuento a partir de la imagen de una cabaña solitaria en el interior de un bosque, como la que os muestro en la siguiente imagen:

Una cabaña solitaria en el interior de un bosque. En la composición he intentado que se vea de noche y con un cielo estrellado, aunque no es necesario para el relato.
Imagen modificada a partir de la ofrecida por David Mark en Pixabay

¡¡¡LA CABAÑA DEL BOSQUE!!!

Vais/Vamos a tener libertad casi total:

La cabaña os puede evocar un cuento fantástico, o una historia basada en la realidad; desarrollado durante el día, con la belleza de la primavera, o durante la noche, con connotaciones misteriosas y terrorífica; usada como refugio para los personajes, o como un símbolo metafórico o filosófico; que su imagen aparezca una sola vez, o que toda la historia se desarrolle dentro de ella…

Lo que vuestra imaginación e inspiración os susurre.

Solo os pondré una condición más. Que uséis una palabra en MAYÚSCULAS para destacarla del resto del relato. ¿Cuál? Pues ahí está el juego, haced vuestra elección.

Citas:

«La cabaña de una bruja es un objeto arquitectónico muy preciso. Exactamente no es que se la construya, sino que se va acumulando a lo largo de los años conforme se van uniendo las distintas áreas de reparación, como un calcetín hecho enteramente de remiendos».

Terry Pratchett, libro: Lores y Damas

«La pálida muerte lo mismo llama a las cabañas de los humildes que a las torres de los reyes».

«Cual si en suelo extranjero me hallase, tímida y hosca, contemplo desde lejos los bosques y alturas y los floridos senderos donde en cada rincón me aguardaba la esperanza sonriendo».

No os perdáis en la negrura del bosque y buscad la luz que os guíe hacia la cabaña. Quizás esté dentro la musa que os inspire increíbles cuentos.

Besos Múltiples, Abrazos y ashushones.
😊😉😘😘😘

P.D. Fondo de la Cabecera y del Logo a partir de una Imagen de Peter H en Pixabay.

RELATOS PARTICIPANTES:
(por orden de escritura)

  • EL BOSQUE ANIMADO, de Marlen Larrayoz (Trujaman)
    Blog – Comentario
  • LA CABAÑA, de Fina (finamiwebm)
    Blog – Comentario
  • EN LA ESPESURA DEL BOSQUE, de Nuria de Espinosa (Entre Luces y Sombras)
    Blog – Comentario
  • LAGO DE SOMBRAS, de Ángel (Contando Bajo la lluvia)
    Blog – Comentario
  • SE ALQUILA CABAÑA EN EL BOSQUE, de Virtudes Torres (Vitolosa)
    Blog – Comentario
  • EL MISTERIO DE LOS ZAPATOS ROBADOS, de Ana Piera (Píldoras para Soñar)
    Blog – Comentario
  • LUGAR FELIZ, de María Jesús Chávez (Made in Chago City 3)
    Blog – Comentario
  • CADA VEZ QUE EL SUEÑO…, de Isra (El Destrio)
    Blog – Comentario
  • MITOS Y LEYENDA: EL BAILE DE FRAU, de Rosa Boschetti (rboschetti)
    Blog – Comentario
  • A LA BÚSQUEDA DEL HOGAR, de Jose Antonio Sánchez (JascNet, Acervo de Letras)
    Blog
  • QUIZÁS, de Lola García (Lo que Vale la Pena)
    Blog – Comentario
  • UNA CABAÑA MUY CHIC, de JM Vanjav (Hasta en 500 Palabras+)
    Blog – Comentario
  • LA CABAÑA DEL BOSQUE, de Jose Lezcano (A Orillas del Oria)
    Blog – Comentario

______________________________________
El primer enlace corresponde a la publicación en el blog personal (cuando lo haya),
el segundo, al comentario de aviso en esta entrada
para que podáis expresaros, comentar, interpretar o lo que os apetezca sobre el relato.