VadeReto (Agosto 2021)

Descripción del logo.-
De fondo, una mesa de escritorio, con avíos de escritura: Cuaderno abierto con borrones, una cartera, un cubilete con lápices, un despertador y, destacando, una pluma roja de ave dentro de un tintero. Todo esto queda enmarcado por una corona de laurel dorada. La parte exterior, queda oscurecida. En la parte inferior, aparece en horizontal, una cinta, también dorada, donde aparece escrito el texto "VadeReto" y debajo de éste el mes abreviado y el año, dentro de un rectángulo plateado.
Nota.- En esta ocasión he realizado las siguientes modificaciones:
-Añadida una luna blanca y espléndida, como fondo, en la esquina superior dcha.
-Colocado algunas nubes, con aspecto de algodón; en la parte superior, a la dcha, tapando ligeramente la luna; en el centro, por encima del texto "VadeReto"; en la parte inferior, por debajo del mes y año.
Todas las nubes aparecen superpuestas, pero permitiendo ver bien los elementos originales.

Buenos días/tardes/noches sean…

Cuando llega el veranito, ansiado por unos, odiado por otros, las temperaturas se disparan y lloramos por todos los poros de la piel. Durante el día nos sentimos como un kiwi en una sauna. Andamos locos buscando la sombrita y deseosos de ir al río, la playa, la piscina o meter la cabeza debajo del grifo, para estar más a gustito que un garbanzo en un lebrillo. Por eso la noche, que durante todo el año se muestra misteriosa, cautivadora y, a veces, terrorífica y esquiva, es en esta época cuando más nos lleva a desear su llegada y que nos invada el esperado refresquito.

Pues, ¡atemperémonos con su oscuridad!

En el VadeReto de este mes os propongo crear una historia donde la noche sea la protagonista.

Sirva como inspiración, que no como condición, la siguiente fotografía:

Sobre un fondo totalmente negro, se ve, a la derecha de la fotografía, una luna desenfocada, anaranjada con tonos amarillos. Sobre esta, un gato negro posado sobre una rama, silueteado.
No hay más. Así de simple, pero bonito.
Imagen de  Bessi en pixabay.

Noche de terror, de amor y pasión, de sueños desvelados o de pesadillas oscuras.

Noches de aventuras misteriosas o descubrimientos inesperados.

Noches de brujas traviesas o de princesos sin melindres.

Noches de apacible descanso o bacanal desenfreno.

Noches de lecturas donde convertirnos en protagonistas de nuestros propios cuentos.

Porque, en definitiva, las noches son como los libros, puedes convertirte en partícipe de su escenario o contentarte con ser simple espectador de su representación.

Tú decides si la oscuridad te reconforta o te transmite los miedos ancestrales.

Para mí la noche es el momento de aplazar la inexorable existencia y encerrarme en mi otra vida, la del lector y/o escritor, dónde cierro los ojos a la realidad y los abro a la imaginación.

¿Y tú? ¿Qué es para ti la noche?

¡No lo digas! ¡Cuéntanoslo mejor con una historia!

¡Que la Luna sea vuestra musa y os inspire pasiones escritoriles!

Besos y achuchones múltiples.
😊😉😘😘😘