El NEXO de Khaitan Southern

Junto al cementerio de Timeless Souls se yergue un impresionante árbol que, aunque parece seco y exánime, se mantiene inhiesto y perenne. Cuenta la leyenda que este vigilante del camposanto no es solo un misterioso ornamento que guarda silencio en su entrada, sino que constituye un nexo entre mundos desconocidos.

Alma acaba de perder a su abuela y a diario va al cementerio con la añoranza de seguir escuchándola contar sus bellas historias. Un día de enigmática luna llena, la tristeza y el desconsuelo le hacen perder el sentido del tiempo y contempla cómo la noche viste distinta la necrópolis. Temerosa y distraída se apoya en el árbol y un búho que descansa en una de sus ramas le habla revelándole un secreto.

Aunque esa noche llegará a su casa exhausta y aterrorizada, y la pasará insomne e incrédula, será el comienzo de una increíble aventura que traspasará los límites conocidos. Descubrirá que la muerte no es el final, sino el principio de otra existencia.

En realidad, este libro no existe, al menos todavía, es uno de los retos de Jessica Galera (@Jess_YK82) en su blog Fantepika. En este caso el correspondiente al segundo desafío de julio: El Libro del Verano
Elige una de las imágenes como portada de un libro.

Cread un título y una sinopsis.
Si la inspiración se mantiene escribid también la novela. 😜

Encantado de Perderte

Entró en la biblioteca, sacó la llave y abrió el mohoso candado que guardaba los libros prohibidos. Cargó con un enorme volumen y lo soltó sobre la mesa. El polvo inundó la sala haciendo toser las estatuas familiares. Leyó el título “Grimorio, Impossibile Amans”. Lo abrió por una página marcada y buscó: «Hechizo para hacer perder la cabeza». Con una pluma entintada añadió debajo de los ingredientes. “No meter la cabeza en la olla, esperar a que el líquido enfríe y darlo a beber”. Dejó el libro, se sentó en su butaca y encendió la radio desde su bastón encantado.

Relato para el Reto Literario “Escribir Jugando
de Lídia Castro (@lidiacastro79)
Crea un microrrelato o poesía (máx 100 palabras) inspirándote en la carta.
En tu creación debe aparecer la imagen del dado: un candado.
Reto opcional: Que la historia contenga la palabra: grimorio.

Integración

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay 

Fue poner un pie en Darksoulsforest y todo se volvió tenebroso y sombrío. Callaron los pájaros y el viento dejo de soplar. Una voz bronca, solemne y rota retumbó en mi cerebro. «No te preocupes, ahora tu destino nos pertenece» dijo con gravedad. Me aferré la cabeza con las manos y empecé a gritar. Todo daba vueltas a mi alrededor y era incapaz de mantenerme erguido. Cuando conseguí abrir los ojos estaba encaramado a una rama y mis compañeras ardillas me miraban sorprendidas.

Microrrelato publicado en el Reto “5 Líneas
de Adella Brac (@adellabrac)

Este reto consiste en escribir, cada mes, un microrrelato en 5 líneas
que incluya las tres palabras propuestas:
(Pie, rota y preocupes)

Dos Almas Gemelas

Imagen de ThuyHaBich en Pixabay

Millones de niños en el mundo comienzan su rutina con desgana y tristeza por tener que ir al colegio. Se ven obligados a internarse varias horas en un centro dónde aprenden y dan forma a su futuro. Algunos pueden ir andando, pero otros tienen que coger algún medio de transporte que los deje cerca de la escuela. Para muchos de ellos el viaje es una pesadilla y un quebranto. Preferirían cien veces quedarse en sus casas, con sus familias o jugando.

Yukiko y Miyuki nacieron en una aldea perdida en el sur de China y para ir a la escuela tienen que andar kilómetros por terrenos desolados y hasta peligrosos. Sin embargo, ellas se calzan sus modestas mochilas y una eterna sonrisa en sus caras, porque el viaje hasta la escuela es una auténtica aventura. Entre quince y veinte niños emprenden cada día el inusitado viaje llenos de ilusión y ventura, porque son unos privilegiados a quienes le tiende su mano la sabiduría y, también, porque la otra opción es quedarse a trabajar en los campos de arroz.

Yukiko y Miyuki congeniaron desde los primeros días y sus caras sonrientes contagian e iluminan al grupo. Son dichosas y felices porque se encuentran a diario para estar juntas. Juntas hacen el viaje, juntas aprenden y estudian y juntas pasan los escasos ratos libres que el día les presta.

A veces el clima no es el más propicio para emprender una excursión, pero mientras el tiempo no sea extremadamente duro, no flaquean en su empeño de ir a instruirse. No importa que una ligera lluvia les moje sus ilusiones, que el viento les despeine sus anhelos o que la nieve convierta los campos en un mar lechoso que les dificulte la travesía. Sus ansias de conocimiento son más fuertes que sus lamentos.

Sin embargo, será precisamente la nieve la que una el destino de las dos niñas. En uno de los viajes de vuelta, un imprevisto alud quiso engullir al grupo. Los niños escaparon de milagro corriendo aterrados. ¿Todos? No. Yukiko y Miyuki parecían haber terminado en el vientre de la avalancha. Como no aparecían, ante el peligro de que el gélido ambiente se apoderara de sus débiles cuerpos, el resto del grupo decidió regresar a la aldea. Después de varias horas de angustia, llanto y desesperación, cuando parecía que la fatalidad las había apartado definitivamente de la vida del pueblo, aparecieron en su entrada, abrazadas, andando juntas y dándose calor. Unos dicen que fue un milagro y otros, simplemente, la predestinación. Porque, Yukiko quiere decir “Hija de la Nieve” y Miyuki, “Bella Nieve” y esta fue la que decidió hermanarlas para, a partir de ese día, no separarse nunca.

Juntas continuaron con su aventura diaria camino de la escuela hasta terminarla y juntas se hicieron adultas, se quedaron en la aldea para ayudar a sus miembros y allí envejecieron. Como almas gemelas se declararon amor eterno. El amor que las unió incluso después de la muerte, porque cuenta la leyenda que, cuando tuvieron que irse al Tian, tampoco se separaron y todavía se las ve después de una intensa nevada paseando por la aldea, sonrientes y juntas, siempre juntas.

Relato publicado en el Reto Literario “Julio ‘FantasCalórico’
de Jessica Galera (@Jess_YK82)
Elige una de las imágenes y háblanos del fantasma que en ella aparece.