Despertar con Angustias

Calor asfixiante, oscuridad opresiva y silencio inquietante. Había despertares mejores.

Por mucho que intentaba abrir los ojos no conseguía ver nada. Se sobresaltó un poco y cogió una bocanada de aire. Se asfixió. Quería respirar, pero el oxígeno se negaba a entrarle por nariz o boca. Se empezó a poner nervioso. Tampoco podía moverse. Un peso inerte le aplastaba contra el colchón. Sudaba como si estuviera en una sauna. ¿Por qué sentía tantísimo calor? Estaban en diciembre, se suponía que ya tenía que taparse con el edredón para no tiritar de frío por la noche.

Pensó un instante. ¿Cuándo, cómo y quién le había llevado a la cama? ¿Lo habían atado y amordazado? ¿Estaba secuestrado? ¿Quién iba a pedir rescate por él? Si no iban a pagar ni un céntimo de euro. Seguro que hasta daban las gracias por quedarse con él o quitarlo de en medio.

Intentó calmarse e intuir dónde estaba. Aguzó sus sentidos y prestó atención al entorno. El silencio no era tan rotundo. Un ligero siseo se insinuaba en la habitación. ¿¡Había alguien vigilándolo!?

No le dio tiempo a entrar en pánico, un bufido fétido le roció toda la cara. Olía a salchichas crudas y a… ¿Queso curado? Algo húmedo, pringoso y muy caliente le rebañó toda la cara y le arrebató las gafas que llevaba puestas. Por fin veía algo. ¿Estaba acostado con las gafas de sol?

Consiguió levantar un poco la cabeza y mirar hacia su pecho. Ahora entendía qué le estaba oprimiendo e impidiendo moverse. El mastodonte de Angustias se había acostado encima de él. ¡Solo 110 kilos de pelos y babas! Era la mascota de su exnovia. Le había puesto así, muy ingeniosa la muchacha, porque decía que le recordaba los sentimientos que él le provocaba.

Imagen de Couleur en pixabay.

¿Pero, por qué le costaba tanto respirar? Consiguió, con mucho esfuerzo, sacar un brazo de debajo del lastre melenudo y tocarse la boca. ¿La mare que lo parió? Se había acostado con la mascarilla puesta.

Los recuerdos de la pasada noche irrumpieron dolorosamente en su cabeza.

El cóctel, de Valeriana, Amapola, Lavanda, Tila, Cerveza y Whisky, no había sido una buena idea.

7 pensamientos en “Despertar con Angustias

  1. Pingback: VadeReto (Noviembre 2020) | Acervo de Letras

    • Pobre, vas a necesitar una ducha. 😅😂
      Ojalá poder multiplicar las risas y mandarla a esportones.
      Te confieso una cosa, me estaba costando bastante sacar ese humor que tanto me gusta escribir. Parece que vamos asentándonos. 😉
      Gracias, saludos

      Me gusta

  2. Más que el peso del pobre Angustias que tiene más babas que mi Blaky y tiene muuuuuuchas, lo más peligroso es acostarse con la mascarilla. Y es que ya no sabemos si es buena, mala o todo lo contrario, si hace falta tenerla puesta en público o en privado.
    Aparte de esta chorrada, me ha encantado el texto. Ya te había leído y creí que había comentado. Lo que yo digo estas mascarillas nos anulan los pensamientos y más.😟😟

    Le gusta a 1 persona

    • 😂😂😂
      Gracias, Virtu.
      Yo me acuesto con mascarilla y, con Angustias o con Dolores, el siguiente relato lo escribe mi fantasma.
      Si la mascarilla te agobia, ponle por dentro unas gotitas de brandy. Verás que contenta te vas a hacer la rutita diaria.
      A mí no me ven la sonrisa, pero sí los ojillos. 😅🤣🤣
      Besotes 😘😘😘

      Le gusta a 1 persona

  3. ¡Hola! ¡Qué bueno! Me encanta cómo empieza siendo un relato inquietante para ir cambiado de género hasta mostrarnos una situación más cómica. Muy buenas algunas frases como: “¿Quién iba a pedir rescate por él?…” o “Olía a salchichas crudas y a… ¿Queso curado?”. Me ha parecido un relato muy divertido y la manera de meter a la mascota, muy original jejeje.
    Un abrazo 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias, Auxi.
      La verdad es que surgió de mis asfixias reales con la mascarilla cuando salgo a la calle o doy clases con ella. 😅😂
      Me encanta que te haya gustado.
      Abrazo y ashushones controlados.

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s