Más Allá de la Humanidad

Un solitario banco de madera, bastante desvencijado, se ve al pie de un grandísimo árbol. De este último solo se puede ver la parte baja de su tronco, ancho y robusto, y algunas de sus ramas, que caen desde la zona superior de la fotografía, llenas de hojas otoñales.
El tercio inferior de la imagen está formado por el suelo, lleno de hojas parduscas y brotes verdes.
Los dos tercios superiores están difuminados y apenas permiten ver el paisaje que se pierde en la lejanía.
Predominan los colores marrones, en las hojas de las ramas y el tronco; azules y blancos, en el cielo; y verdes y marrones en el suelo.
Imagen de Joe (Jplenio) en Pixabay

Se sentía exhausta. Después de 15 horas seguidas en aquel subterráneo, necesitaba respirar. Su cuerpo era incapaz de digerir ese aire, confinado y muerto. Dejó las herramientas sobre la mesa y, sin pedir permiso, se encaminó hacia el exterior de la fábrica. Ninguno de los guardias mostró señal de sorpresa, pero, pulsando un botón bajo su sien, el de la puerta mandó la información pertinente.

Cuando notó la suave y fresca frisa en su cara, intentó sonreír, pero recordó que no podía. No obstante, quiso sentir como aparecía una enorme sonrisa sobre su broncínea cara. Impulsó el aire frío hacia el interior de su pecho y creyó sentirse revivir.

Divisó el solitario banco que le servía de mirador, reposo y reflexión. Desde allí, podía dominar con su vista la inmensidad del bello planeta, contagiarse de su naturaleza y soñar con corretear libre y feliz por entre su naturaleza.

Un frondoso y colmado naranjo guarnecía toda la zona bajo la sombra. Se sentó y se dejó embargar por el dulce y cítrico aroma. Hasta creyó notar como sus tripas sonaban y se removían hambrientas.

Paseó su vista por el hermoso espectáculo que el día le ofrecía. Los maravillosos colores que pintaban las montañas, los valles y el precioso río que circulaba sinuoso hacia un incierto infinito. De nuevo, fue incapaz de impedir que tanta belleza la empujara a meditar. Cerró los ojos y se dejó escapar. Su mente comenzó a divagar por sus numerosos interrogantes.

¿Quién era ella? ¿En qué se había convertido? ¿Qué hacía allí? No entendía por qué tenía que pasar tanto tiempo allá abajo encerrada. Sin descanso, sin poder hablar con sus compañeros, sin poder mostrar ningún signo de protesta. En cuanto lo notaran, sabía que la apartarían de la cadena de montaje y la mandarían a observación. ¿Qué delito había cometido para semejante castigo? ¿Tan grave era haber nacido en su condición?

Sus pensamientos parecían bullir y fugarse, irremediable, de su desatada mente. Hasta que el trino de unos pajarillos, que se habían atrevido a posarse en las ramas del árbol, la hicieron despertar. Se sintió sonreír de nuevo y deseo formar parte de aquella condición. Libre y sintiente.

Sacó un destornillador de su bolsillo y todo su contenido cayó al suelo. Ni se inmutó. Nada parecía importarle ya. Con la herramienta, comenzó a garabatear en el suelo arenoso. Despacio, deleitándose en cada trazo. Sintiendo la escritura.

De pronto, vio venir a dos personas con su uniformada bata blanca y sintió pánico. La habían descubierto. Se levantó apresurada y, enterrando su barbilla en el pecho, se encaminó rauda, de nuevo, hacia la fábrica.

Los hombres la dejaron ir sin amonestarla, más tarde se encargarían de ello. Se acercaron al lugar en que había estado sentada y contemplaron la escena. El más bajito, con cara de mal humor y enorme fastidio, vio lo que la chica había escrito en la arena: LEIRA. Mostró su airada disconformidad con un bufido y lo borró furioso con su zapato.

—¡Más problemas! Este individuo está empezando a cuestionarse las cosas y hasta ha humanizado su nombre. ¡Anota! —le dijo a su ayudante—, «Preparar la reprogramación del modelo L31R4 y, en caso de reincidencia, destruir».

Dicho esto, regresó a sus competencias, refunfuñando palabras ininteligibles o, tal vez, masticando algún improperio.

Su segundo no lo siguió, se quedó allí unos instantes, pensativo, contemplando el nombre borrado. «¿Se puede parar el progreso?», reflexionó. Suspiró profundamente y en el fondo de su corazón quiso comprenderlos. Deseó entenderlos. Tal vez habían ido más allá de lo permitido. Quizás habían traspasado los límites de la naturaleza o, simplemente, se había dado otro paso más hacia la inapelable evolución.

Mientras reflexionaba, observo varios objetos en el suelo y, entre ellos, un gurruño de papel. Se agachó, lo recogió y lo desenvolvió. Cuando leyó lo que había en él escrito, supo que ya no había marcha atrás. Aquel androide podía hacer mucho más que sentir:

«D1M3 P0R QUÉ L4S 3S7R3LL4S 8R1LL4N…
D1M3 QU3 H4C3 QU3 L0S C13L0S S34N 74N 4ZUL3S…
Y 73 D1RÉ P0R QUÉ 73 4M0».

«N0 H4Y D3R3CH0 4 N364R L4 L183R74D 4 N1N6ÚN 08J370 C0N UN4 M3N73 L0 SUF1C13N73M3N73 4V4NZ4D4 C0M0 P4R4 C4P74R 3L C0NC3P70 Y D3S34R 3L 3S74D0. L4 L183R74D D383 S3R UN D3R3CH0 FUND4M3N74L D3 70D0S L0S S3R3S V1V0S, PR1V4R D3 3LL4 4 4L6U13N S3RÁ UN4 CRU3LD4D P0R NU3S7R4 P4R73»(1).


Relato creado para El Tintero de Oro y su propuesta literaria:
Concurso de Relatos 34ª Ed.
¿Sueñan los Androides con Ovejas Eléctricas?
De Philip K. Dick


Con las siguientes condiciones:
Tema: Un relato futurista donde androides y humanos forman parte de un mismo entramado social… o no.
Extensión: Máximo 900 palabras.

Cartel del Tintero de Oro. En él se puede ver una recreación de la carátula de la película Blade Runner. Así como, el título de la convocatoria.

P.D.: Cabecera creada a partir de la Imagen de David Mark en Pixabay.


Nota(1).-

Las frases son de Isaac Asimov.

Por si acaso os cuesta entenderlas, o tenéis dudas con alguna palabra, aquí las tenéis «traducidas»:

«Dime por qué las estrellas brillan…
Dime qué hace que los cielos sean tan azules...
Y te diré por qué te amo.

»No hay derecho a negar la libertad a ningún objeto con una mente lo suficientemente avanzada como para captar el concepto y desear el estado. La libertad debe ser un derecho fundamental de todos los seres vivos, privar de ella a alguien será una crueldad por nuestra parte».

Están escritas en lo que se denomina Escritura Leet.

Para más información:

Leetspeek.

Poder leer P4L4BR4S con NÚM3R05 no es tan difícil como creías, todo está en tu cerebro.
(Xakata, Magnet)


Este relato ha tenido el inmenso placer de ser galardonado con el Tintero de Oro en su 34ª Edición dedicada a ¿Sueñan los Androides con Ovejas Eléctricas? De Philip K. Dick:

Diploma acreditativo con el Tintero de Oro de esta edición.

Muchísimas gracias a la familia del Tintero por su amabilidad, acogida y cariño. Es un placer haber participado y formar parte de esta magnífica antología de relatos.

Besos Múltiples, Abrazos y Ashushones para todos.
😊😉😘😘😘

105 comentarios en “Más Allá de la Humanidad

    • Muchas gracias, Keren.
      ¡Exacto! Ese es el mensaje.
      Llegará un momento en que estos seres cibernéticos sean tan parecidos a nosotros que tengamos que respetar también sus derechos. Aunque, esperemos que sean mejores. 😉👍🏼
      ¿Te costó leer las frases en código? Tengo interés por saber cómo os fue a cada una.
      Mucha suerte también para ti en este año que se avecina, aunque aún queda un poquete.
      Felicidades. Un Abrazo.

      Le gusta a 1 persona

    • Buenas y lluviosas tardes, Pepe.
      Un placer.
      La suerte ya la tengo, la de formar parte de esa maravillosa familia, todo lo demás será un grandioso regalo añadido.
      Gracias por pasarte por el Acervo y comentar.
      Un Abrazo y Felices Fiestas.

      Me gusta

  1. Se entiende perfectamente. Como norma infalible, los miopes se alejan el movil( o la pantalla) , los hipermetropes se la acercan y los presbicicos, se quitan las gafas de leer. Pero incluso con la vista bien se leen sin problemas.
    Lo de ños derechos de las maquinas , queda muy bonito pero si te paras s pensar, el día wue las maquinas tengan derechos y no se las pueda explotar, y sean como los humanos ya no tendrán razón de ser. Sólo se fabrican para poder ser explotadas. Si tienen derechos, no sé fabricarán. Se sigue explotando a los humanos y ya.
    Bueno es un poco drástico, pero…
    Suerte en el tintero
    Abrazoo

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, Gabiliante.
      Curiosos trucos para ver mejor. Yo hay veces que cojo mejor el móvil y pongo la cámara con el Zoom, porque los ojos se muestran demasiado flojos. 😅😂
      Tienes razón, pero ahí estará el tema. Si los seguimos mejorando llegará un momento en que la condición de humanos se les quedará hasta pequeña. ¿Recuerdas Yo soy Robot, de Asimov? Al final, creo recordar, después de muchísima espera y lucha, consigue que lo consideren humano con todos sus derechos.
      La diferencia entre humano y máquina, dicen los entendíos, que quedará demasiado delgada.
      Lo mismo, como en Blade Runner, crean androides de primera, de segunda, de tercera…
      Veremos que barbaridades hacen.
      De todas formas, como dices, la explotación, casi esclavitud en algunos casos, y los derechos, no se llevan bien ni siquiera entre nosotros.
      Suerte para ti también y Felices Fiestas.
      Un abrazo grande grandote.

      Me gusta

    • Hola, Demiurgo.
      Claro, a partir del momento en que los consideremos sintientes, deberemos compartir con ellos la lucha por sus derechos. Aunque, todavía nos falta conseguirlo para muchos de nuestra sociedad. Veremos quiénes los consiguen antes.
      Gracias por comentar.
      Un Abrazo y Felices Fiestas.

      Me gusta

  2. Me ha encantado!!!
    Cuando en el almacén embalando fruta, las tierras de Lérida estan plagados de ellos para embalar pera, manzana, melocotón, nectarina… Nos han tenido trabajando a veces durante 12 y 13 horas, siempre pienso que si no nos sustituyen por robots es porque no pueden.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, Noelia.
      ¿Cooomooo?
      «las tierras de Lérida estan plagados de ellos»
      ¿Que ya tenéis androides como Leira en Lérida. ¡Maremía! Vais demasiado avanzados.
      😅😂
      Ná, es broma. Te he entendido. Se supone que se mejorarán los robots para sustituirnos en los trabajos pesados. El problema es, si terminarán sustituyéndonos en todo, incluso en la misma vida.
      Hace mucho leí esta novela «Los Humanoides», de Jack Williamson, y crea un panorama tan real, de lo que estamos hablando, que da mucho miedito. Te la recomiendo a ti y a la familia acervolense.
      Me alegro que te haya gustado. 🤗😉👍🏼
      Un Abrazo y Felices Fiestas.

      Me gusta

  3. Es el futuro inmediato. El capitalismo, la mafia empresarial, llámese como quiera, tan pronto lo vean conveniente, sustituirán a los esclavos de carne por los de metal, que siempre saldrán más baratos de mantener. Pero poco a poco. De momento, ya nos están educando a que, en algunos centros comerciales, seamos nosotros mismos quienes nos cobremos aquello que compramos. Los primeros en caer serán los esclavos que se ganan la vida tras la caja de cobro.

    Le gusta a 1 persona

    • Buenas tardes, Cabrónidas.
      Pues sí, siempre mandarán los intereses comerciales y económicos. Es el sistema que nos gobierna.
      El otro día estuve en la tienda esa de las DIEZ PRUEBAS ATLETICAS 😜 y, como dices, ya no hay cajeros. Tienes que pasarle, tú mismito, el láser al código de barra de cada producto y pagar con tarjeta. Una sola chavala atendiendo a 10 puntos de pago, para los torpes como yo.
      Si al menos nos retiraran del curro y nos dieran un pago mínimo vitalicio. Pero creo que no van a estar por la labor.
      Gracias por pasarte y comentar.
      Felices Fiestas, un Abrazo.

      Me gusta

  4. Bonito homenaje a Asimov en tu relato con el párrafo final. Que por cierto, las primeras palabras cuestan un poco de leer, pero luego ya sale todo del tirón! Efectivamente el día que las máquinas sientan, ya serán otra cosa…, y todo será muy diferente! Un abrazo y suerte!

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, Marifelita.
      El gran Asimov que tanto predijo y al que no le hacemos caso.
      Creo que es inevitable que lleguemos a androides sintientes. Ya se están dando los primeros pasos, aunque todo el mundo ponga el grito en el cielo. Lo de los derechos, como dicen los compañeros, ya será otro cantar.
      Lo más difícil será la convivencia entre especies diferentes. No nos llevamos bien ni entra la nuestra.
      Gracias por pasarte por el Acervo y comentar.
      Un Abrazo y Felices Fiestas.

      Me gusta

  5. Hola Jose Antonio, nos imaginamos un futuro donde los androides van a campar por encima de los humanos pero siempre habrá humanos que por desgracia usaran ese credo particular: «No hay libertad verdadera más que la sumisión». La historia se repite en cualquier tiempo. Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Buenos días, Emerencia.
      Por desgracia, es y será así. Esclavizamos a los de nuestra misma especia, a los animales y hasta a los extraterrestres que vengan despistaos por aquí. Más con «seres» construidos exprofeso para eso.
      Aunque intentemos regular sus derechos, será una convivencia muy complicada.
      Muchas gracias por pasarte por el Acervo y comentar.
      Un Abrazo y Felices Fiestas.

      Me gusta

    • Buenos días, Marta.
      ¡Qué alegría que disfrutaras con el relato!
      Sí, es bastante melancólico, porque habla de unos sentimientos que Leira no comprende. Quiere sentirse libre, como los pájaros que escucha; pero se ve encadenada, como el árbol en el que se cobijan.
      El momento en que una máquina comienza a sentirse «viva» ha dado para escenas maravillosas en la literatura de la Ciencia Ficción, pero será realidad dentro de muy poco. Al menos, eso parece. Como siempre, a pesar de todo lo escrito y leído, no estaremos preparados para ello y afrontaremos el problema con torpeza y desafección. En lugar de ver a un amigo, veremos a un rival y terminaremos a guantadas.
      Muchas gracias por tus palabras.
      Un Abrazo y Felices Fiestas.

      Me gusta

  6. Me ha gustado mucho la historia, esa hermosa descripción del aire fresco debajo del naranjo y el aroma de los azahares, la luz del día, después de horas de encierro en la oscuridad y aire enrarecidos.
    La lectura en código me encantó, pude leerla perfectamente, así que creo mi cerebro aún está bien aceitado.
    Realmente muy bueno, Saludos.
    PATRICIA F.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, Patricia.
      Me encantó que te gustaras y pudieras recibir las mismas sensaciones que Leira.
      Es curioso lo que nuestra mente es capaz de ver, aunque nos parezca un galimatías. Ese tipo de lenguaje, y otros que andan por ahí, son un maravilloso experimento para descubrir nuestras capacidades.
      Muchas gracias por tus palabras.
      Un Abrazo grande y Felices Fiestas.

      Me gusta

  7. ¡Hola José! Un gran relato, con grandes enseñanzas. Has escrito algo que a pesar de estar pensando en un ambiente de tintes futuristas, bien podría haber sucedido en la antigua roma con sus esclavos, en el continente recién descubierto por los Europeos, que luego llamarían América, en la actualidad, con las personas y su diversidad de color de piel, de ideas, de preferencias sexuales. Has descrito un «despertar», un cuestionarse, la simiente de una rebelión de conciencias. Me ha encantado. Abrazos…muchos…

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, Ana.
      La verdad es que sí. El mensaje es tan universal que, por desgracia, lo podemos aplicar para muchos colectivos, incluso en presente, todavía.
      Cuando lo estaba escribiendo, no veía a Leira como una máquina. Al mirarla a los ojos, se notaba que sentía, que su corazón, aunque tecnológico, latía con calidez. Creo que la voy a mantener por aquí cerquita, por si me susurra más cositas.
      Me encantaron tus palabras y que te gustase. Un precioso regalo.
      Recibo los abrazos y los multiplico de vuelta. Besos.

      Le gusta a 1 persona

  8. Estupendo relato, José. Con una sensibilidad encantadora nos llevas hasta una conclusión tremenda, la evolución , incluso para los seres cibernéticos, es imparable e impredecible. Me han encantado las referencias a Asimov y el uso del lenguaje Leet.
    M3 h4 3nc4nt4d0 l33rt3!! Un 4br4z0,

    Le gusta a 1 persona

  9. Hola, JascNet, Me ha gustado el retrato psicológico del trabajador/a muy fiel a la realidad, el giro provocado por los ingenieros nos hace cambiar la perspectiva por completo sobre la protagonista. El homenaje a Asimov le va de perlas a la historia, y el lenguaje Leet es perfectamente comprensible. Buen relato.

    Suerte en el Tintero, un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Buenos días, Carles.
      Gracias por tus palabras. Me encanta que te haya gustado todo. 😍❤️
      El lenguaje Leet fue el que me dio la inspiración para el relato. Lo vi en una camiseta y me recordó a Asimov.
      La suerte ya la tengo al estar entre tan maravillosos compañeros escritores.
      Un Abrazo grande y Felices Fiestas.

      Me gusta

  10. Qué bellísimo relato… Se van visualizando las sensaciones de la protagonista con toda nitidez (y sentimiento). Me gusta mucho la descripción del paisaje, del naranjo, contrastando con su vida de condena, sin poder reír… La parte en que ella escribe su nombre en el suelo es clímax, ¡preciosa!: su identidad. Luego llega el descubrimiento de sus sentimientos de amor y su deseo de libertad y justicia en el papel. Y, a modo de epílogo, esa reflexión de que la evolución de todos los seres es imparable.
    Precioso y profundo. Enhorabuena!
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Buenos días, Maite.
      Los vellitos de punta con tus palabras. 🥰❤️
      La verdad es que has sentido practicamente todo lo que he intentado transmitir. ¡Qué regalazo!
      Muchísimas gracias.
      Abrazo gordo gordísimo.

      Me gusta

  11. Hola JascNet. Probablemente cualquier ser con conciencia de sí mismo termine «humanizado», y si algún día somos capaces de crear algo semejante tendremos que lidiar con esa posibilidad. Es este uno de los temas recurrentes en ciencia ficción, y una constante en los relatos del gran Asimov, de quien has tomado prestadas algunas frases. Al principio pensé que la protagonista podría ser un humano atrapado en el cuerpo de un androide, pero todo se va aclarando según se desarrolla la historia. Incluso el robot desea sonreir y sentir (una palabra que aparece varias veces en el texto), y es capaz de crear poesía y reivindicarse en ese lenguaje leet que con originalidad has introducido. Uno de los rasgos de la conciencia individual es el hecho de asignar un nombre a cada individuo de la especie, lo que indica que efectivamente la robot, y se deja entrever que más de sus congéneres, evoluciona como cualquier especie inteligente. Gran trabajo. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, Jorge.
      Un espléndido análisis del relato, con el que estoy totalmente de acuerdo en todo.
      Has sacado todos los mensajes que llevaba y los has explicado maravillosamente.
      La verdad es que a esto le queda poco de ciencia ficción y sí de anticipación. Ya ha habido bastante revuelo con la IA de google, y Boston Dynamics avanza a pasos agigantados.
      Veremos que nos trae el futuro, pero lo cierto, como bien dices, es que la evolución es imparable.
      Muchas gracias por tus palabras.
      Un abrazo grande y Felices Fiestas.

      Me gusta

    • Hola, Ainhoa.
      Bienvenida al Acervo.
      La verdad es que Leira tiene un turbio futuro. Si se lleva a cabo las órdenes del gerente será reprogramada y si, a pesar de ello, persiste en su actitud será posiblemente destruida. Sin embargo, para eso está nuestra imaginación. Pensemos que el segundo científico, el que lee la nota, toma partido y la libera, salvándola de su destino. Así que, quién sabe que más le traerá su «nueva» vida.
      Muchas gracias por pasarte por aquí y comentar.
      Un abrazo y Felices Fiestas.

      Me gusta

  12. ¡Hola! Qué bonito relato cargado de sensaciones. La historia en sí desprende muy bien las emociones que debe estar experimentando Leira. Vemos lo importante que son los sentimientos cuando estos entran en juego. Este tipo de historias hace reflexionar: tenemos tan asumido que el ser humano tiene sentimientos, que a veces no le damos la importancia que merece a este «milagro». Pero en una historia como esta, vemos que son vitales para un androide, que empieza a experimentarlos. (Por otra parte, se crea una importante metáfora: también podemos ver a Leira como una persona que piensa por sí misma, lo que puede ser peligroso para un sistema que no necesita tener gente así y de aquí podemos obtener otra gran reflexión…). Muy bueno el efecto de las frases con números y letras. Visualmente le da al relato un toque tecnológico. Qué buen recurso!! Me ha encantado el relato, tiene muchísimo trasfondo.
    Un abrazo 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Buenos días, Auxi.
      Un inmenso placer y extraordinario regalo haber hecho disfrutar con mi relato a una maravillosa cuentista como tú. Además de haberte hecho partícipe de todos esos mensajes.
      La verdad es que la capacidad de emocionarse es la que nos hace diferentes. La que nos diferencia de otras especies y la que determinará el nivel de evolución de los androides. Será muy difícil tratar como una máquina a un ser sintiente. Aunque ya sabemos como nos tratamos entre nosotros mismos, más con algo creado artificialmente.
      Ojalá nuestra empatía nos permita una convivencia amable, correcta y justa para estos nuevos compañeros. Aunque ni Asimov creía en ello.
      Muchísimas gracias por tus palabras.
      Un Abrazo y Felicísimas Fiestas. Que disfrutes mucho en unión de los tuyos y el 2023 te traiga muchísmas alegrías y algún libro nuevo para mi estantería. 😉👍🏼

      Me gusta

  13. Hola Jose.
    Un bellísimo, poético y esperanzador relato. ¡Sí, esperanzador, porque aunque el final que se intuye es el peor para Leira, me resulta esperanzador que llegue el día en que estos seres cibernéticos que ocuparán la tierra junto a los humanos, sean tan parecidos a nosotros que tengamos que respetar también sus derechos.
    ¡¡¡Me ha encantado!!! Ha sido un placer volver a leerlo para disfrutar de los detalles con los que describes el rincón de reflexionar, las sensaciones, la sonrisa y los pensamientos de quien un día fue L31R4, hasta que se convirtió en Leira.
    A propósito, las frases de Asimov son sensacionales y la forma como nos las presentas: una genialidad. ¡Todo un disfrute leer en leet, después de tanto tiempo! ¡Qué vieja me siento ahora! Menos mal que has puesto la traducción, porque seguro que hay algún noobs en el grupo.
    Besarkada haundi Ipuin kontalaria. No te hagas ilusiones, sólo Comparto el título que me adjudicaste, porque pienso ponerlo hasta en mis tarjetas de visita.
    Lo dicho, un abrazo grande.

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias, Marlen.
      La verdad es que la esperanza también se sustenta sobre el segundo colega con bata. El primero solo piensa en su cadena de montaje y en la perfecta máquina que está desarrollando. Sin embargo, se olvida que parecerse a los humanos implican también el desarrollo de emociones. El segundo, con su aseveración, confirma la evolución y de alguna forma la entiende. Le inculcaremos al personaje cierta empatía para que también sepa comprenderlos y les ayude.
      Yo, de todas formas, deseo que no se parezcan «tanto» a nosotros. Que, de alguna forma, se depuren y gracias a las TRES LEYES DE ASIMOV consigamos unos seres menos violentos, más empáticos y que, si llegan a sustituirnos, sean mejores moradores de este planeta. El término HUMANIDAD está siendo mancillado continuamente por nuestra especie y habrá que inventar otro término para estos «terrestres» del futuro.
      No obstante, no nos olvidemos que nosotros mismos iremos convirtiéndonos en cíborg. Cada vez se injertan más implantes tecnológicos y se terminará por hacer por gusto, mejora o moda. Con lo cual, terminaremos siendo un androide más.
      Uff, espero que mi cadena de montaje en la reencarnación me depare algo mejorado. 😅😂
      Me alegraste con tu disfrute y me regalaste con tus palabras.
      Gracias, amiga. Yo cambiaba ya al Trujamán por el Ipuin kontalaria. 😜😝
      Besarkada haundi bat 🤗😘👍🏼

      Le gusta a 1 persona

      • Buenos días, Jose.
        Sí, tienes razón. El segundo dio un paso en el camino de desear entenderlos. Todo es evolución o involución, esperemos que la realidad vaya encaminada por el primer sendero. Y que, lleguen a sustituirnos o no, estos nuevos seres mejoren este planeta con su inteligencia.
        Y si, con los implantes logramos una humanidad más humana, bienvenidos sean. Aunque a pesar de la velocidad a la que va avanzando todo, no creo que nosotros podamos disfrutar o sufrir este cambio.
        ¿Te sorprendió que conociera el leet? Hace tantísimo tiempo que no lo veía. Me encantó reencontrarlo, y tan bien aplicado en el relato.
        Un abrazo amigo.

        Le gusta a 2 personas

  14. Hola José Antonio. Un relato excelente. Se siente al inicio la angustia de la protagonista, ¿acaso no tienen derecho a sentir los androides? Si eso fuera posible, tendríamos que sentir miedo porque siempre habrá desalmados que querrían sustituir a un humano por un androide, pero me pregunto hasta qué punto sería posible.
    El final con el mensaje cifrado es un puntazo.
    Muy, muy bueno amigo mío, te aplaudo. Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Buenos días, Nuria.
      Creo que la sustitución es inevitable. Empezando por la necesidad de que hagan trabajos que para nosotros es imposible, por ejemplo, en lugares inaccesibles o en otros planetas; otras labores que podemos hacer, pero que resultan peligrosas o extenuantes; y, por supuesto, para aumentar nuestra flojera y comodidad no quedan lejos los mayordomos y sirvientes.
      El problema está, como en todo, el nivel de educación, empatía y respeto que debemos aplicar. En el momento que comiencen a sentir, debemos dejar de considerarlos máquinas. Aún queda un poco, pero no demasiado tiempo. La tecnología vuela y, como siempre, nos cogerá sin preparación.
      Muchas gracias por tus comentarios. Me alegro de que te gustara el relato. Tus aplausos me hicieron sonrojar.
      Un Abrazo. Que pases unas preciosas Fiestas y que el Nuevo Año te haga muy feliz.

      Le gusta a 1 persona

  15. Un buen relato con el que nos haces ver que el derecgo fundamental de todo ser vivo es la libertad. Por ello tendremos que aprender primero a liberarnos a nosotros mismos de tanta atadura material e ideológica. tendremos que respetar a la naturaleza en todas su biodiversidad y nmo intentar domeñarla junto a los animales que la habitan. tendremos que abolir las cientos de esclavitudes a la s que sometemos a nuestros semejantes. Una ardua tarea antes de tener que dirimir si las máquinas tienen derechos sobre los humanos.
    Estupenda reflexion a la que sometes al lector.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Buenos días, Fran.
      Tienes mucha razón. Demasiadas ataduras materiales e ideológicas que, junto con las morales y religiosas, nos llevan por caminos enrevesados y, muchas veces, equivocados. Deberíamos hacerle más caso al corazón. Nos olvidamos con demasiada facilidad de los tres pilares de cualquier sociedad: Educación, Respeto y Amor. Todo creo que se conjuga en la empatía. Pero, como hemos hablamos en muchos de los comentarios, no los tenemos con nosotros mismos, ¿los vamos a tener con el entorno, con los seres vivos o con las futuras máquinas pensantes?
      Tengamos un poco de esperanza de que la tecnología que está llegando y la que llegará nos haga mejores, aunque yo lo dudo mucho.
      Muchísimas gracias por tus comentarios.
      Un Abrazo y Felices Fiestas

      Me gusta

  16. Hola José , soy la vaquerita farmer girl creo que paso a saludarte , ya que llevo desde el día 8 de diciembre en el hospital ingresada.
    Te escribo para decirte que tu relato de navidad vendrá con retraso , ya que no tengo ordenador , y en mi móvil no puedo publicar , solo puedo comentar como anónimo en algunos en Toca un clip para pegarlo en el cuadro de texto. no me deja.
    Tu relato me a gustado mucho.
    🥰🤕 De la vaquerita farmer girl y su bicicleta , cuídate amigo flor.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, Vaquerita en Flor.
      ¿Quétapasaaoo? Espero que te recuperes muy pronto y puedas pasar las fiestas en casa.
      Por el relato no te preocupes, aquí no se cierra la puerta. Así que, cuando lo tengas, avisa y lo leeremos.
      Te mando a un Papanoé sanador para que pronto te pongas güenas. 🤗🎅🏻👍🏼
      Besote. 😘😘😘

      Me gusta

  17. Hola José , cómo no sé si a salido mi comentario , te digo que tu relato que pides de navidad , el mío vendrá con retraso.
    Estoy ingresada en el hospital y no tengo pc , cuando salga lo escribiré vale.
    Besos de tu Farmer girl con bicicleta flor.🌺🤠😷

    Me gusta

  18. Hola, Jascnet. Me gustó mucho tu propuesta. Sin dudas, la robot quería sonreír. Debe ser que como ocurre con los niños cuando son pequeños, se entiende que la sonrisa es el primer esbozo de relación con el otro. Y la robot quería sonreir y ser feliz. Muy bien contada! Y el lenguaje leet? maravilloso.
    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, Mireugen.
      Bienvenida al Acervo, un placer leerte.
      En realidad, Leira no puede sonreír porque no está programada para ello, ni siquiera sus rígidos rasgos se lo permiten. Pero eso no impide que lo haga interiormente. La evolución traerá la inevitable adaptación y permitirá a las futuras Leiras mostrar toda la emoción en sus caras.
      Muchas gracias por pasarte y dedicarme estas preciosas palabras.
      Un Abrazo y Felices Fiestas.

      Le gusta a 1 persona

  19. Hola José, muy ingeniosa la propuesta. No te preocupes, se entendía el mensaje.
    Tengo curiosidad por una frase, en la que dices que salió a respirar y mencionas la sonrisa (interior) en su cara bronceada. Ya se ve que es un robot o androide, pero si estuvo tanto tiempo encerrada (es femenina), no entiendo como puede estar morena, salvo que así lo imaginara «ella», aunque no hay ninguna referencia que así lo indique.
    No me hagas mucho caso, es una minucia, lo que sí que es importante es el mensaje de evolución emocional y sensitiva de Leira, y en ese sentido, está más que conseguido. ¡Enhorabuena!

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, Isabel.
      Me encanta que te hayas parado en ese detalle. Estuve pensando en varias formas de describirlo y al final me decidí por «bronceada cara», pero con una acepción distinta a tez morena. Podía haber empleado metálica, blanquecina, dorada… pero quise usar bronceada de bronce. Algo así como C3PO. Por eso solo puede sonreír «interiormente». No sé si he conseguido dar esa imagen, pero al menos me gusta que te haya creado esa duda.
      Muchas gracias por hacérmelo saber, muchos se privan de ello porque creen que puede molestar, pero a mí me gusta conocer las interpretaciones que hacen quienes leen mis relatos.
      Muchas gracias por tus palabras, son todo un regalo.
      Un Abrazo y Felices Fiestas.

      Me gusta

      • Hola de nuevo, José. Después de haber hecho el comentario a tu relato, estuve pensando que quizás lo hice precipitadamente porque comprendo que puedo herir la susceptibilidad aunque se involuntariamente, pero me llamó la atención lo de por un lado vida subterránea y el bronceado. Quizás hubiera sido mejor emplear el término «broncíneo o broncínea» aceptado por la Rae. También te comento que un lema en mi blog es que se deben sentir libres para hacer las críticas que gusten desde el respeto y el cariño, así que me alegra tu deportividad. Un fuerte abrazo, José. Espero que nos sigamos leyendo mucho tiempo.

        Le gusta a 1 persona

        • Hola de nuevo, Isabel. 😝
          No, no has herido nada. Al contrario. Me ha gustado mucho tu comentario.
          Pues estuve barajando ese término, pero no recuerdo por qué no lo usé. ¡Por mi cabeza pasan tantas cosas! La verdad es que también creo que es más idóneo. Supongo que en una de las tantísimas correcciones que hice se me traspapeló la idea.
          De momento, no me atrevo a cambiarlo. No creo que sea educado después de que lo hayan leído tantos compañeros. No sé. ¿Tú qué piensas?
          Con respecto a la deportividad, más bien es ganas de aprender y seguir progresando. Uno no puede quedarse en su propia opinión o percepción de lo que hace. Además, el exponerlo a otra gente permite otras interpretaciones que muchas veces enriquece el relato. Siempre que se haga con educación y respeto, creo que todos los comentarios son aceptables y enriquecedores. Como el tuyo. Así que, gracias.
          No esperes, estate segura de que nos seguiremos leyendo. Tenemos mucho que contar, ¿no?
          Un abrazo. 🤗😉👍🏼

          Me gusta

          • Rehola 😉 o de nuevo hola. Te contesto de nuevo y te digo lo que pienso, tal como me pides, José. No creo que sea un gesto maleducado y los compañeros seguro que no se sienten ofendidos si haces una corrección si consideras que mejora la historia, o puedes corregir una vez termine el plazo del concurso. También te digo que aunque suelo hacer caso de las correcciones que me hacen, no siempre hay que tomarlas en consideración, las correcciones,(prefiero llamarlas sugerencias), aunque se hagan con buen ánimo, puede entrar en conflicto con la intención del escritor, al fin y al cabo, la última palabra la tiene el autor.
            Bueno, pues ¡felices fiestas, colega!

            Le gusta a 1 persona

  20. Hola, José. Como diría Ian Malcom en Parque Jurásico: «La Naturaleza se abre paso». Y eso es exactamente lo que ha pasado. La naturaleza sensitiva y sensible de los androides sale a la luz y ya es imposible evitarlo.
    Me ha gustado ese lenguaje leet que nos has enseñado. Me ha costado un poco pero una vez cogido el tranquillo es fácil de entender.
    Un trabajo muy bueno. Felicidades.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, B.A.
      Gran frase y gran película.
      Sí, yo también creo que es algo inevitable. Las máquinas sintientes pedirán su espacio y necesitarán sus derechos legislados. Veremos si somos consecuentes.
      Con ese lenguaje, lo mejor, es dejarse llevar, no forzar. Sin darte cuenta vas asociando números a letras y es divertido ver como terminas leyendo sin esfuerzo.
      Muchas gracias por tus comentarios.
      Un Abrazo y Felices Fiestas.

      Me gusta

  21. Hola, José Ant.
    Me encantó el enfoque que le has dado a tu relato y ese lenguaje que desconocía totalmente. Me ha parecido un texto emotivo y original. En la línea de la película ‘Ex machina’. Las frases de Asimov me han parecido maravillosas, algo así como la declaración de los derechos androides. ¡Magnífico trabajo!
    Suerte en el reto!

    Le gusta a 1 persona

    • Buenos días, MJ.
      Bienvenida al Acervo.
      Muy buena película, me encantó.
      Ese lenguaje tiene ya unos años, pero ahora se está haciendo otra vez popular gracias a las camisetas.
      Me alegro que te gustara.
      Muchas gracias por pasarte y comentar.
      Un abrazo y Felices Fiestas

      Le gusta a 1 persona

  22. Precioso relato que recuerda a la obra de Philip K, Dick en la que los androides toman conciencia de sus injustas limitaciones y reivindican gozar de un trato igualitario y disfrutar de las maravillas naturales, aunque en tu historia esas maravillas son auténticas, mientras que en la película (no he leído la novela) el planeta está sumido en el caos y en una oscuridad tenebrosa.
    Ese deseo de libertad e igualdad, que todo humano exige, también es extrapolable a los androides. Si el hombre los crea, es justo que lo hagan a su imagen y semejanza y les permita ser felices.
    Un abrazo y suerte en el concurso.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, Josep.
      Si te refieres al «Sueñan los androides…», la novela es bastante diferente a la película. Aunque sí coinciden en esos sentimientos de autodeterminación, búsqueda de la libertad y separarse de los humanos como una nueva especie. Te recomiendo que leas la novela porque, además de ser preciosa, tiene mensajes muy interesantes, más allá de la persecución y lucha entre los protagonistas. En la novela se entiende mejor el título. (Creo que Pepe en la introducción del reto también lo comenta).
      Esperemos que en un futuro no demasiado tardío, antes de que todo se vuelva como en la película, aprendamos a respetar los derechos de todos los que conviven con nosotros. Tanto personas, como animales, como el entorno y, por supuesto, todas estas nuevas especies que irán apareciendo. No nos olvidemos que llegará también el problema de la clonación y la manipulación genética, al tiempo.
      Muchas gracias por pasarte y comentar.
      Un Abrazo y Felices Fiestas.

      Me gusta

  23. Hola José, preciosa historia, tan repetida en la humanidad que no creo que para eso haga falta crear robots. Aunque es parte de lo repetido: algo que reemplace mi esfuerzo y vaya aprendiendo pero no tanto como para querer ser libre y»respirar a su aire». Los seres humanos somos incorregibles. En cuanto al lenguaje Leet, perfectamente comprensible. Con lo mal que se escribe en redes y celulares, pronto va a quedar obsoleto, pero al parecer nuestro cerebro tiene una capacidad casi infinita de reemplazar los signos de otros lenguajes (como los aritméticos) y entender correctamente. Muy, muy buena historia. Un abrazo y Felices Fiestas

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, Juana.
      Bienvenida al Acervo.
      Sí, somos una especie dañina hasta con nosotros mismos. No se puede esperar menos de las que conviven o convivirán con nosotros. Queda la esperanza de que las futuras generaciones sepan comprender el problema y pongan remedio. Parece difícil, pero hay que creer en ellos.
      Muchas gracias por pasarte por aquí y dedicarme tan bellas palabras. Celebro que te gustara mi relato.
      Un Abrazo y Felices Fiestas.

      Me gusta

  24. Hola, José A.:
    Un gran relato donde la descripción del texto nos lleva auna introspección, a una reflexión sobre la Libertad como esencia en la evolución humana y en la definición de su condición.
    Me parece muy acertado el recurso a caracteres alfanuméricos para plasmar la codificación del lenguaje androide.
    Un abrazo y feliz Navidad, José A.

    Le gusta a 1 persona

    • Buenas tardes, Nino.
      Bienvenido al Acervo. Un placer leerte.
      Espero que no terminemos hablando y escribiendo en Leet, porque es lo que nos faltaría para estallar nuestras cabezas. Aunque ya de por sí lo hacemos de manera bastante difícil.
      Gracias por pasarte por aquí y dedicarme tan amables palabras.
      Un Abrazo y Felices Fiestas.

      Me gusta

  25. Saludos, (ante todo felices fiestas).

    Estamos pues atrapados en un mudo en donde nos obligan a estar en conformidad con una masa. Eso si, como humano opino que las maquinas deben ser vigiladas, porque cuanto mas humanas sean, pues mas peligrosas van a ponerse. Yo por si acaso busque en mi casa cuanto libro de programacion de computadores, y luego de juntarlos los queme en una inmensa pira de fuego.

    Cuando quedaron cenizas, pude descansar…. al menos yo no sere culpable de la extinsion humana (o del sufrimiento de maquinas con emociones humanas…)

    al margen: siendo wordpress tengo dificultad para dejar comentarios y uso mi cuenta twitter, no dejarse confundir con el avatar….. lo puse alli para un concurso….

    Abrazo…., magnifico relato que he leido varias veces….. y alucino con tu narrativa

    Le gusta a 1 persona

    • ¿¡Quemar libros, José!? 😱😱😱 Aunque sean de programación. 😜
      Tranquilo, no creo que nosotros seamos directos responsables de ninguna de las dos cosas. El problema lo tenemos siempre con los que gobiernan y sus turbios intereses; y con los que quieren jugar a ser dioses y luego todo se les va de las manos.
      Con respecto a los comentarios, hace poco tiempo cambié el modo de hacerlo. Ahora no se tiene que estar suscrito a wordpress, solo es necesario poner nombre y email. No debería darte problemas. En caso afirmativo, avísame para ver que puedo hacer.
      Muchísimas gracias por tus amables palabras. ¿Releer el relato? ¡Vaya regalazo! 😍🤗
      Mucha suerte, sonrisas y alegrías para el Nuevo Año. Un abrazo grande.

      Me gusta

  26. Hola, JA. Que buen estreno el tuyo en El Tintero. Un relato futurista rezumando nostalgia en cada frase de la protagonista, sujeta a una esclavitud tecnológica. Bueno, cualquier esclavitud es mala y hasta los androides tienen sus bits de sentimientos y recuerdos.
    Para mí, el mayor acierto de tu historia es dotar de sensibilidad a la máquina mientras los supuestos humanos carecen de un mínimo de empatía.
    Saludos y suerte. 🎄🎅🍻🍻🍻🍻🖐️

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, JM.
      Creo que ese intercambio de sensibilidad es lo que nos podrá llevar a esta evolución. A menudo veo mascotas con mucha más empatía que sus dueños. A lo mejor son mis ojos, pero cada vez veo más acusada esta carencia. Más odio, menos comprensión, más ofendiditos y menos solidaridad. Si los androides pueden paliar esto, bienvenido sean.
      Un Abrazo, Feliz Navidad y que podamos compartir muchas 🍻🍻🍻🍻el próximo Año con motivo de alegría y sonrisas.

      Le gusta a 1 persona

      • Hola, JA. Yo creo que la lógica de las IA pueden ser más empáticas que nuestros sueños de avaricia y poder. Las religiones se hicieron fuertes fomentando el miedo al más allá y a lo desconocido, ahora nos quieren posicionar contra la evolución tecnológica porque las máquinas si tomaran el control serían invencibles, etc. El caso es que estemos siempre asustados por algo y así seamos más fáciles de controlar. Un juez con IA en un juicio no tendría prejuicios ni discriminaría, así un poderoso sentado en el banquillo no se libraría y, claro, eso no se puede permitir.
        Saludos 🍻🍻🍻🎄🎅🖐️

        Le gusta a 1 persona

  27. Hola, Jose!! Tu relato es impresionante. Me gusta mucho cómo describes la naturaleza en contraste con ese mundo mecanizado en el que vive Leira. Muy interesante y acertado el uso que has hecho de las frases de Isaac Asimov en escritura leet. Además, con tu historia haces reflexionar sobre la creación de androides y su maltrato por parte de los humanos que los tienen esclavizados. Como dijo Asimoov, “la libertad debe ser un derecho fundamental de todos los seres vivos”. Y como muy bien reflejas en tu relato, los androides van evolucionando, convirtiéndose en casi humanos y dejando de ser máquinas sin sentimientos. Enhorabuena, suerte en el tintero y un abrazo!!

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, Cristina.
      Bienvenida al Acervo. Un placer leerte aquí.
      Yo tengo esperanzas en que los androides, como nueva especie, harán un mundo mejor y, al mismo tiempo, nos mejorarán a nosotros. Dicen que la esperanza es lo último que se pierde, aunque Esperanza no esté muy de acuerdo y ande siempre perdida. 😅😂
      Muchísimas gracias por pasarte a comentar y dedicarme tan hermosas palabras.
      Espero que el Nuevo Año te traiga mucha felicidad, sonrisas y deseos cumplidos.
      Un Abrazo. 🤗😉👍🏼

      Me gusta

  28. Hola, José. Enhorabuena por este sensacional relato. Me ha resultado muy logrado el recurso de mostrar a la robot escapando siempre que puede a ese lugar especial, donde sueña y se cuestiona su propia existencia. También me ha parecido muy ingenioso y poético lo de mostrar a la vez la naturaleza cibernética de la robot y el despertar de su conciencia, y todo esto mediante el uso del lenguaje Leet. Felicidades y mucha suerte en el concurso. Un abrazo y felices fiestas.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, Beri. Bienvenido al Acervo.
      Muchas gracias por pasarte a comentar y sacarme los colores (por tus bellas palabras).
      Que el Año Nuevo te traiga mucha suerte, sonrisas y deseos cumplidos.
      Un abrazo grande.

      Me gusta

    • Hola, Cynthia. Bienvenida al Acervo.
      Me encanta que te haya gustado mi relato y lo hayas disfrutado.
      Muchísimas gracias por pasarte y comentar con tan bonitas palabras.
      Que tengas un Año Nuevo maravilloso.
      Un Abrazo.

      Me gusta

    • Muchas gracias, Gabiliante.
      La verdad es que todavía estoy alucinando. Formar parte, por fin, de la familia Tintera ya es un regalo, obtener este premio son unos reyes adelantados.
      Tienes razón. Es un bendito vicio. Contar y disfrutar de los cuentos, vivir nuestras fantasías, compartir nuestras historias. ❤️
      Abrazo muy grande y un Feliz 2023.

      Me gusta

    • Muchísimas gracias, B.A.
      La verdad es que es un auténtico regalazo este Tintero. Un premio muy especial porque lo otorgan los propios cuentacuentos que participan.
      El lenguaje Leet tiene ya unos añitos, pero se está haciendo popular de nuevo, sobre todo, gracias a las camisetas. Una de ellas me dio la idea.
      Un abrazo y un 2023 lleno de alegrías y cuentos para disfrutar.

      Me gusta

  29. Buenos días, Jose. Estoy recién aterrizando en el blog y me encuentro con la buena nueva de tu merecidísimo trofeo Tintero de Oro. ¡¡¡Felicitaciones!!! Super premio a un relato tan entrañable. Me alegro muchísimo y supongo que lo habrás festejado con fanfarria y apertura de botellas.
    Espero que te encuentres mejor y que empieces las actividades del año con tu entusiasmo y humor característicos. Porque es un lujo disfrutar de tus relatos en el VadeReto, en el concurso Tintero de Oro y donde sea.
    Un abrazote grandote y nuevamente ¡¡Felicidades!!

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias, Marlen.
      Este regalazo me vino de maravillas para los ánimos. Porque, como ya sabes, tuve la inesperada e indeseada visita del bichito que me está dando una buena paliza para empezar el año.
      De todas formas, soy buen sparring o, más bien, un saco de boxeo entrenado. Si me dan una… vuelvo a por la segunda. 😅😂🧐 En mi otra vida seguro que fui un tentetieso. 😂😝
      Mientras no me prohiban la entrada intentaré estar en todos los sitios que mi imaginación me permita. Hasta que se cansen de mí o me cobren la entrá. 😁
      El lujo sois vosotras (en femenino, pero con significado global) porque sois la verdadera vida y razón de este rincón.
      Gracias y Felicidades para todos/as/es/is/us 🤗😊👍🏼😘🥂

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s