Caridad Vecinal

Sobre una mesa, se ve una galleta, de tonos marrones, espolvoreada con azúcar, de tal forma, que en el centro queda un corazón sin cubrir.
Sobre la mesa se ve, además, un colador y los restos del azúcar. Junto a la galleta, un corazón blanco dibujado, como si hubiera sido extirpado de la galleta.
Imagen de CongerDesign en Pixabay

Aún dolorida por el esfuerzo, contemplaba su obra de arte sobre la encimera de la cocina. Sus galletas amorosas le habían deparado muchos premios, pero ahora, las estaba llevando más allá de un simple acto culinario.

Jeanmarí Ustiziera era una de las nonagenarias del barrio, pero se mantenía mucho más entera y fuerte que sus vecinas. Ella no se quejaba continuamente de todo. Ella encaraba la vida con la férrea determinación del cumplimiento de sus objetivos.

Las galletas estaban hechas con mimo y cariño, pero nada de azúcar, gluten, huevo, leche u otro ingrediente tóxico para los intolerantes. Todo sano e inofensivo. Excepto su ingrediente secreto, el que realmente les haría felices.

Se dirigió hacia la casa de doña Carme Quedapo Coyá y departió con ella unas horas de amena conversación. Mientras hablaban de males, añoranzas y traumas que las abrumaban, degustaron unas tazas de té y sus deliciosas galletas, aunque ella había desarrollado la extraordinaria habilidad de simular comerlas. Su glotona vecina, sin embargo, se atiborraba como si no hubiera un mañana. ¡Qué ingenua!

Jeanmarí llegó a casa satisfecha, se miró en el espejo y contempló el reflejo. Allí podía ver la realidad, la que se ocultaba ante todo el mundo. ¿Entrañable anciana o Villana sin escrúpulos? Había aliviado los dolores de su vecina, sí. Pero también se había quitado de en medio a otro rival para la próxima elección de Presidenta de la Asociación de Vecinos del Barrio.


Relato creado para la propuesta literaria Personajes Antagonistas
para El Tintero de Oro. Consistente en escribir un micro de hasta 250 palabras con un villano como protagonista.

Cartel de la propuesta literaria de «El Tintero de Oro». Arriba, a la izquierda, "Mircrorretos, retos de escritura". Abajo, en el centro, "Personajes Antagonistas". Debajo de la imagen, a modo de faldón, "Escribe un micro con un villano como protagonista". Junto a los textos, a la derecha, una chica se tapa la cara y muestra unos ojos luminosos y terroríficos.

P.D.: Cabecera creada a partir de la Imagen de Rudy and Peter Skitterians en Pixabay.

74 comentarios en “Caridad Vecinal

  1. ¡Hola, JascNet! Muchas gracias por participar en el microrreto. ¡Qué bueno! Has recreado a una villana muy propia. Nadie pensaría que una anciana nonagenaria que cocina unas galletas tan sanas y amorosas fuera a utilizarlas para sus malvados propósitos. Malvados y, a la vez, cotidianos. Es como si ella viviera en su propio universo vecinal y dentro de este contexto es la antagonista. Entrañable y terrorífico a la vez je, je, je.

    P.D.: Volveré para el VadeReto navideño!!

    Un abrazo 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias, Auxi.
      Ya era hora que pudiera participar en el Tintero y que mejor momento que para tu reto.
      Me encantan estos personajes tan «entrañables», pero tan desconcertantes. Los ancianos, como los niños, parecen muy inocentes, pero pueden llegar a ser muy «villanos». 😅😂😝
      Un placer formar parte de vuestra familia.
      Te espero para estas fiestas. El VadeReto ya está en el horno y prometo que se alejará del ambiente terrorífico de estos meses y que será mucho más entrañable. 😜😊
      Abrazo gordo.

      Le gusta a 1 persona

    • Buenos días, Noelia.
      Yo no me fío ni de los bebés, que lo mismo te endiñan un bocao sin dientes, que te chorrean babas camufladas de sonrisas. 😅😝
      A mí las arrugas me nublan el espejo, que no veas la cara con la que me mira. 😂
      Muchas gracias por pasarte y comentar.
      Un Abrazo.

      Me gusta

  2. Hola Ant. Sanchez: Esta señora me recuerda a un personaje de nuestro blog que ya presentamos en un micro del Tintero. Tiene las cosas claras y sabe como obtenerlas tambien es una señora de edad un poco mas joven pero igual de lista. Enhorabuena por el relato. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Buenos días, maravillosa Lehna.
      Me encanta que te haya gustado. ¡Has captado el juego con los nombres! ¿Te diste cuenta también en el de la vecina?
      Muchas gracias por pasarte y comentar. Tus visitas sí que son un gran placer.
      Abrazo grande grandullón.

      Le gusta a 1 persona

  3. ¡Hola!
    Tras un tiempo alejada de las redes reanudo mis visitas a mis rincones favoritos. A mí también me reta en muchas ocasiones el mismo «tintero».
    ¿No te parece que esta abuelita ha tomado la solución más drástica para ser la presidenta de los vecinos?Jajajajaja, me ha encantado.
    Además que me has «engañado» bien en pocas palabras. Yo pensaba que les habría echado alguna sustancia «prohibida» para pasar un buen rato con sus amigas. ¡ Y mira tú!
    Me gusta esta manera tuya de jugar con la trama hasta el final. El final abierto casi hasta la última. Reto conseguido.
    Otro día vuelvo, que tienes entradas anteriores que me han gustado.
    Un placer volver a leerte.

    Le gusta a 1 persona

    • Buenos días, Jose.
      Qué alegría volver a tenerte por aquí. Espero que estés bien y que tu ausencia se haya debido a mucho curro o muchas fiestas o un tiempito de descanso y tranquilidad. 😊👍🏼
      «Engañar» a los lectores para sorprenderles con un giro final, es algo que me encanta en los cuentos que leo, y trato de conseguirlo cuando escribo. Parece que aquí lo conseguí. ¡Qué bueno que te gustó!
      En otra época, más jovenzuela, nuestra abuela justiciera sí solía hacer uso de esas sustancias «felicitosas», pero sus amigas reaccionaban con fuertes resacas y muchas agujetas. Así que decidió darles la felicidad eterna. 😅😝
      Gracias por tus palabras y vuelve siempre que quieras. Aquí estaré esperándote, ya junto a la chimenea, con un tesito con pastas, inofensivas aunque golosas. No tardes en volver. Cuídate mucho.
      Un abrazo. 🤗❤️

      Me gusta

  4. Hola José , muy buen relato me a gustado mucho , pero te diré que hay otra participante que juega con las mismas cartas o parecidas , ya que ella en su relato envenenó a las amigas con el famoso té y tú con galletas ¿ Ten cuidado ya que te pueden llamar copión? Jajajaja
    Besos de la farmer girl y su bici.🤣🤣🥰🌺

    Le gusta a 1 persona

    • ¡¡¡¿¿¿Cómo???!!! ¿Qué hay por ahí otra viejita envenenadora haciendo estragos por el barrio del Tintero?
      ¡Madremía, pobre el vecindario! 😅😂🤣
      La verdad es que no he tenido todavía mucho tiempo para leer los demás relatos. Lo intentaré en estos días.
      Pero tú disimula 🤫 Seguro que las galletas de mi abuelita son más infalibles que el té negro. 😝
      A propósito, no me llamaban «copión» desde hace… desde por lo menos… desde que… jopé qué de años hace. 😱😭 ¿Se había inventado el fuego ya? 😂😂😂
      Besos con azúcar y avellanas y ten cuidao con la bici que ya va haciendo mucho frío, abrígate bien. 👩🏻‍🌾🧥🧣🧤😘

      Me gusta

  5. Ja, ja, me río un montón con tu villana… porque no es nada común. Noventa años con sus galletitas “saludables” en forma de corazón… Siempre sorprendes. Me ha encantado…
    Un abrazo, (hemos coincidido en los espejos, pero mis villanos no saben hacer dulces.)

    Le gusta a 1 persona

    • Buenos días. Maite.
      Me alegra un montón haberte provocado esas risas. Es un gran regalo.
      Estas abuelitas no son como las nuestras, más entrañables y que hacían dulces golosos e inocuos, al menos para la salud, que para la barriga también eran peligrosos. Seguro que esta viejita tiene un tatuaje en el brazo que dice: «Todo por la Presidencia». 😂😂😂
      Todavía no he podido pasarme por los relatos de los compis, pero lo intentaré este finde. Tengo ganas de leer a tu «hombre bueno». ¡Ay, los espejos! Cuando no dan sustos se muestran demasiado sinceros. 🤦🏻‍♂️😜
      Abrazote con dulces de cocholate.

      Le gusta a 1 persona

  6. Me gusta mucho tu micro, la anciana de manos hacendosas que prepara galletas sanas para convidar a las vecinas, guardando su secreto de villana tras una amable sonrisa.
    Es muy bueno, realmente quién sospecha de una dulce abuela, un placer leerte y esa imagen muy tentadora, saludos.
    PATRICIA F.

    Le gusta a 1 persona

    • Buenos días, Patricia.
      ¡Qué bueno que te gustó! ❤️❤️
      Las ancianitas de armas tomar son muy jugosas para las novelas negras. Si te gustan, en el comentario a DavidRubios tienes buenas recomendaciones.
      Le preguntaré a Jeanmarí si te pasa la receta de las galletas. Ya tú decides si añadirle o no el ingrediente especial. 😜😝
      Gracias por pasarte y comentar.
      Un Abrazo 🤗😊👍🏼

      Me gusta

  7. ¡Hola Jasc! Has creado una villana inesperada. Uno piensa que la gente mayor no es capaz de bajezas pero seguramente hay de todo en la viña del señor. Me gusta tu escrito precisamente por lo sorprendente, como un balde de agua fría en la cara. No me quiero imaginar lo que les hace a los niños que llegan a pedirle dulces, o los que van a tocar a su puerta porque la pelota cayó en su patio. Muy bueno, saludos…

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, Ana.
      En realidad esta abuelita es muy entrañable, solo se muestra tan drástica cuando se interponen en su camino a la presidencia o le perturban sus necesarios descansos. No te cuento lo que hizo cuando el vecino se puso con el taladro a las tantas de la mañana. No le dio tiempo a colgar el cuadro. 😅😂🤣
      Gracias por pasarte. Abrazo con pastas.

      Le gusta a 1 persona

  8. Una forma muy taxativa de quitarse de en medio a una rival, je, je.
    Cuán cierto es que las apariencias engañan. Quién iba a pensar que esa anciana tan querida y venerable ocultaba a una villana sin escrúpulos.
    Un relato muy bien desarrollado, dejando la sorpresa, como debe ser, para el final.
    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    • Buenos días, Josep.
      Muchas gracias por tus palabras.
      La verdad es que nadie sabe quién se oculta tras una entrañable apariencia. Estos viejitos tan «inocentes» son jugosos personajes para este tipo de tramas.
      Me alegra que te gustara.
      Gracias por pasarte y comentar.
      Abrazooo

      Me gusta

  9. ¡Hola, Jascnet! Ostras con la ancianita, sin duda más oscura que las inocentes abuelas de aquella comedia maravillosa de Arsénico por compasión. Y es que mientras los asesinos masculinos usan pistolas y cuchillos, los femeninos siempre encontraron en la sutilidad del veneno su arma más mortífera para cumplir sus objetivos, que en este caso disfrazan en un supuesto altruismo el verdadero propósito. Sin duda, la anciana lo tiene todo para meterse en política, je, je, je… Fantástico aporte. Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  10. Buenos días, David.
    Wow, la novela de Kesselring, la tengo pendiente desde hace tiempo, entre mi caos en la lista de lectura. Ahora, con tus comentarios, la subiré algunos puestos. 😉👍🏼
    Tengo pendiente también: «Tres abuelas y un cocinero muerto», de Minna Lindgren; también nonagenarias y de armas tomar. Y leí hace poco «El Club del Crimen de los Jueves», de Richard Osman; viejitos más entrometidos que peligrosos.
    La verdad es que la sutileza de las villanas, menos bárbara y drástica que las masculinas, da mucho más juego literario. A mí me encantan.
    Pues sí, lo has descubierto. Jeanmarí fue una encarnizada opositora política en sus tiempos mozos. Hasta sus compis de partido la temían. 😅🤣 Le dieron la jubilación anticipada y por eso anda con ganas de puestos presidenciales. 😜
    Muchas gracias por tus comentarios. Abrazo con galletas, pero de las María. 😜🤗👍🏼

    Me gusta

  11. Hola, JascNet, tengo que reconocer que me he reído bien con la antagonista que nos has regalado en tu micro. Menudas maneras, ni el mejor responsable de recursos humanos, qué digo, ni el CEO de una multinacional le llega a la suela de las pantuflas. Quién diría que es una nonagenaria, cómo lo disimula, pardiez, y cómo reparte “Ustizia”. Me ha gustado mucho tu micro, muy buen relato.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Bienvenido a este rincón, Carles.
      Desde luego, Jeanmarí sería más drástica y eficiente que el mismísimo Elon Musk en su cruzada tuitera.
      La vejez es un buen disfraz cuando se llega en buenas condiciones, sobre todo, mentales. Esta viejita no se amilana en una butaca o se atiborra de tele, prefiere el salseo de una buena presidencia donde mandonear a todos sus vecinos. 😜😅
      ¡Te diste cuenta del juego con el nombre de la protagonista! 😜👍🏼 Parece que pasó desapercibido, así como el nombre de su víctima.
      Muchas gracias por tus palabras, me alegra que lo disfrutases.
      Un Abrazo.

      Me gusta

  12. jaja. vaya parejita. la «Justiciera» , y la «que le queda poco ya» , (este me ha costado un poco verlo). y las galletitas amorosas tramposas, porque en realidad des había quitado el dulce corazon (se ve en la foto un poco mas arriba que la galleta).
    Parece que jeanmari era como un angel de la muerte pero sin las facilidades para matar que brinda un hospital. al fin y al cabo, todas se quejaban. Ella tenia una determinacion que la guiaba, una mision que cumplir.
    muy buen relato, muy cercano, y muy al borde de la realidad. habra que vigilar cuando una anciana te ofrezca galletas. Igual no tiene unos ideales tan «nobles» com jean mari
    abrazoo

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, Gabiliante. Bienvenido al Acervo.
      ¡Bien, bien! Me encanta que hayas descubierto los mensajes ocultos.
      La nueva tercera edad, o cuarta o quinta, no sé por donde va ya Jeanmarí, no es lo que era. Se han curtido en el campo de batalla ejemplarizado por los políticos. ¡A la presidencia como sea! 😜😂
      Como le he comentado a María Pilar, no es solo este personaje fruto de la ficción, hay por ahí abuelitas nada entrañables que fueron grandísimas villanas.
      Antiguamente, te decían que no aceptaras caramelos de desconocidos, ahora hay que evitar hasta las galletas de las vecinas ancianas. Por si acaso.
      Muchas gracias por pasarte y comentar.
      Un Abrazo.

      Me gusta

    • Buenas noches, Demiurgo.
      Bienvenido al Acervo.
      En realidad es ambición por un puesto de poder, aunque sea muy local, pero eso hace más villanos que el Fin del Mundo. 😉😅
      De eso se nutre la política.
      Muchas gracias por pasarte y comentar.
      Un Abrazo.

      Me gusta

  13. Caray para la villana, de seguro que el paso de los años la hizo tan espabilada y además quien no se fía de una anciana con una bandeja de galletas. Pero visto lo visto habrá que desconfiar. Un abrazo y me gustó mucho.

    Le gusta a 1 persona

    • Buenos días, Mar.
      ¿Cómo era aquel dicho que decía mucho mi abuela? Ah, sí. «Sabe más el Diablo por viejo, que por diablo».
      Algún día continuaré contando las batallitas de esta viejita «Ustiziera», que noventa años da para mucho. 😜
      Me alegro de que te gustara. Gracias por pasarte y comentar. ❤️
      Un Abrazo. 🤗👍🏼

      Me gusta

  14. Buenas tarde, Jose. ¡Qué bien, tú por aquí! Me alegro que participes en El Tintero, así nos vemos más seguido.
    Te diré que cuando conocí a tu amiga y me la presentaste con nombre y apellido, pensé ¡Uy, que mal asunto! Yo por las dudas, no pruebo las galletas. Pero luego la acompañé a casa de su vecina y me quedé mucho más tranquila, porque las galletas ya tenían destino. Ja Ja, ¡qué poco sensible! Al principio, confieso que me dio penita que Carme estuviera más allá que aquí, mientras miraba con disimulo cómo bajaban las galletas del plato. Como a mí no me gustan los dulces, quedó claro que no las probaría. Pero, al cabo de un rato en que todo eran lamentaciones, quejas y añoranzas, entendí perfectamente que Jeanmarí era simplemente como la buena samaritana que ayuda a sus amigas, aliviando sus dolores. Si, por triquiñuelas del destino, además se había quitado de en medio a una rival para la próxima elección de Presidenta de la Asociación de Vecinos del Barrio, era pura casualidad. Hay veces que algunas vecinas son tan quejicas, que se merecerían un platito de galletas justicieras.
    ¡Felicitaciones, amigo! Me has convencido. No todo lo malo es malo, ni todo lo bueno es aburridamente bueno. Y cuando alguien está pidiendo partir, es de buen samaritano ayudar a cumplir los deseos. Tengo que volver a ver «Arsénico por compasión». En estos tiempos es bueno reírse hasta de la muerte.
    Un abrazote grandotote.

    Le gusta a 1 persona

    • Buenas noches, Marlen.
      Por participar no me quedan ganas, lo que no tengo es tiempo ni inspiración. Ojalá pueda seguir aportando al Tintero, me encanta su propuesta y la familia que está montando.
      Con respecto a la viejita y tu acompañamiento. ¡Ten cuidao! A ver si se va a descubrir el pastel y te van a acusar de cómplice por inacción (creo que lo llaman).
      La verdad es que hay ahí un tira y afloja entre la ayuda paliativa y la ambición de poder, pero como bien dices, que cada uno juzgue según su interpretación.
      Hace mucho que vi esa película, pero me interesa leer la novela. Siempre me gusta mucho más, aunque creo recordar que Cary Grant hacía un papel muy simpático y creíble, y además salía Peter Lorre, uno de los secundarios que más me gustaron de las pelis clásicas.
      Me gusta mucho tu final: «En estos tiempos es bueno reírse hasta de la muerte».
      Abrazote grande-grandote.

      Le gusta a 1 persona

  15. Hola, Jose Antonio. La experiencia es un grado. El mimo que le ponen las abuelitas a la cocina es inigualable. Estoy seguro de que medio barrio ha probado las deliciosas galletitas de tu protagonista. A este paso, solo habrá que echar una papeleta el día de las elecciones vecinales.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, Pedro.
      Un placer leerte en el Acervo.
      Pues sí, la experiencia es muy importante; fíjate tú la que tiene que llevar acumulada nuestra longeva viejita. 😜
      Hombre, es una mujer paliativa y ambiciosa, pero sabe cuidar del electorado. 😅😂
      Ella tiene tres recetas, con tres ingredientes secretos: la presentada en el relato, para limpiar rivales; la que les ofrece a los demás vecinos, para conseguir sus votos; y la que llama «bomba dulce», para aquellos que se merezcan una muerte no demasiado ídem. 😂😝
      Lo mismo otro día os cuento más batallitas de doña Jeanmarí, una Ustiziera sutil y selectiva. 😉👍🏼
      Muchas gracias por pasarte y comentar.
      Un Abrazo

      Me gusta

    • Buenos días, Rosa.
      Encantado de leerte en el Acervo.
      Sí, Jeanmarí es una Ustiziera muy dulce. Aunque no sé que pensarán sus víctimas. 😜😝
      Al menos, las deja con la barriga llena y una sonrisa de despedida. 😉👍🏼
      Gracias por pasarte y comentar.
      Un Abrazo.

      Me gusta

  16. Hola, José. Todo el relato quisiendo saber el motivo de la antagonista y al final resulta ser algo tan cotidiano como malévolo. Muy bien llevado el suspense, encubierto todo el rato bajo la dócil apariencia de esa ancianita capaz de lo que sea por ver resarcido uno de los poco poderes que le queden. ¡Ay las comunidades! Ja,ja.
    Genial micro.
    Un abrazo!
    Pd: ya sé que te dije que participaría en el vadeReto de este mes, pero se me han acumulado muchas cosas y no voy a poder. Al siguiente seguro!

    Le gusta a 1 persona

    • Buenos días, Pepe.
      La podredumbre del poder, que dicen algunos. La edad no le quita ambición a la «muchacha». Aunque parezca también ejercer como ángel paliativo.
      Por la participación no te preocupes, Pepe, cuando puedas o te inspire el tema. Sin problemas.
      Gracias por pasarte y comentar.
      Un abrazo.

      Me gusta

  17. Hola José Antonio. A veces quienes aparentan ser más inocentes son los peores villanos, o villanas en este caso, que de todo hay. Quien es capaz de matar para conseguir un mísero puesto en una asociación de vecinos, sin duda lo ha hecho antes, a saber el currículum delictivo que tendrá la adorable ancianita. Me he divertido con los nombres de los personajes, la justiciera y a la que ya le queda poco. Buen trabajo. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Buenos días, Jorge.
      Algún día, quizás, siga contando el pasado de esta Ustiziera. En noventa años da para mucho y, como muy bien deduces, ha sido una buena pieza. Es un personaje al que se le pueden sacar muchas historia. Veremos.
      Me alegro de que te divirtiera el relato.
      Muchas gracias por pasarte y comentar.
      Un Abrazo.

      Me gusta

    • Hola Isan, Bienvenido al Acervo.
      Jeanmarí será adorable mientras no le lleves la contraria. 😝
      En el fondo, tiene esa doble personalidad tan característica de los buenos Villanos. Sabe hacerse querer cuando quiere. 😉
      Muchas gracias por pasarte y por comentar.
      Un Abrazo.

      Me gusta

    • Buenos días, Emerencia, y bienvenida al Acervo.
      Te diste cuenta de los juegos de palabra, ¡bien! 😜👍🏼
      Bueno, la mujer tiene en su mente un equilibrio: una obra buena por una mala. 😝
      Muchas gracias por pasarte y comentar.
      Un Abrazo.

      Me gusta

  18. Joder con la viejita de las galletas amorosas. Cualquiera se atreve a competir con ella por la directiva de la junta vecinal. Aunque yo gustosamente le cedo el puesto; no me gustan las juntas ni las reuniones de la comunidad de vecinos.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    • Buenos días, Fran, y bienvenido al Acervo.
      Yo, que la conozco un poco, no compito con ella ni jugando a las cartas, que tiene mu mal perdé. 😝
      Yo tampoco soy adepto a las Juntas. Además, se habla de tó, menos de lo que importa. Para cotilleos que vean la televisión. 🤷🏻‍♂️
      Gracias por pasarte y comentar.
      Un Abrazo.

      Me gusta

    • Buenas noches, Carmen.
      Bienvenida al Acervo. Espero que esta sea la primera de muchas visitas. Tienes las puertas abiertas de par en par, para cuando te apetezca echar un ratito.
      Como he dicho en otros comentarios, esta viejita es, o se cree, bipolar. Por un lado, es caritativa con sus visitas y descansos inducidos; por otro, es ambiciosa y necesita algún tipo de poltrona. En este caso, la presidencia vecinal, para su edad, le viene muy bien. En otros años… algún día contaré sus tejemanejes. 😊😅
      Muchísimas gracias por pasarte por aquí y comentar.
      Un Abrazo grande. 🤗👍🏼

      Me gusta

  19. Hola, José. Esta villana encaja perfectamente en la sección de «mala de cuento». Sustituimos las galletas por una manzana y es la prima de la bruja de Blancanieves. Pero, cuando está por medio la presidencia de la Asociación de Vecinos, hay que ser contundente. Eso sí, sin gluten, por favor.
    Un trabajo redondo. Enhorabuena.

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias, MdA.
      Bienvenido al Acervo.
      ¿¡»Mala de Cuento»!? Jeanmarí dice que le encanta tu apelativo. 😜🥰
      Creo que sus primas dejaron de ser competencia, había por medio una jefatura en la nigromancia de Talesland y desaparecieron misteriosamente. 😝
      Muchas gracias por pasarte y comentar.
      Un Abrazo.

      Me gusta

    • Hola, Lola.
      Bienvenida al Acervo. Encantado yo, de leerte.
      Sí, una dulce viejita puede ser una misteriosa y magnífica asesina en serie. Con el carácter de Jeanmarí, a ver quién es el atrevido policía que le insinúa algo. Seguro que lo invita a un té. 😅😂
      Muchas gracias por pasarte por aquí y comentar.
      Un Abrazo

      Me gusta

  20. Hola, JA. Has saltado al tintero y te veo como pez en el mar, pero voy a ser villano que es lo que el reto pide este mes (el pasado que siempre llego tarde). Fijo que la villana de tu historia la conoces y solo nos has narrado una anecdota de la buena señora que, por otra parte, no se pierde rosario entre semana (para ponerse al día del cotilleo local) ni de misa dominical (para poner entre dicho a cualquiera que la mire mal).
    Bueno, pues ya que has dado el primer paso espero ver los siguientes, mes a mes. Y para que el camino sea más llevadero unas birras bien fresquitas. 🍻🍻🍻🍻🖐🏼

    Le gusta a 1 persona

    • Buenas, Mr. JM.
      No andas mal encaminado. Como he comentado por ahí arribita, ganas no me faltan de contar las andanzas tempranas de esta viejita tan dulce, pero ambiciosa. Todos los meses va a ser difícil, pero seguro que de vez en cuando, llama a mi puerta con una bandeja de pastas como chantaje. Veremos si cunde la musa viejuna.
      Brindemos con las birras por ello y por las fiestas venideras.
      🤗😉👌🏼🍻🍻🍻🍻

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s